Tuesday, June 20, 2017

Homilías de cinco minutos, la estrategia de un sacerdote norirlandés para que la gente regrese a Misa


La recomendación en su momento del entonces secretario para el Culto Divino eran homilías de ocho minutos, de pronto diez, máximo quince, pero ahora un sacerdote en Irlanda de Norte ha decidido llevarlo a un punto extremo: Cinco minutos.

El P. Paddy O’Kane, de la parroquia la Sagrada Familia de Londonderry, respecto de su decisión de acortar a cinco minutos las homilías dice a The Belfast Telegraph, Jun-20-2017:

“Acabo de regresar de un año sabático en Texas donde se nos dijo que en la medida de lo posible nos sentáramos en los bancos junto a la congregación para obtener una perspectiva de una persona laica sobre lo que estaba pasando.

Me pareció que los sermones eran bastante largos y me di cuenta de que mi atención comenzaba a vagar después de unos cinco minutos, no importa lo interesante que era la persona.

Hubo algunos sermones que escuché que eran cortos, agudos y al punto y me parecieron muy edificantes.

Un padre de una niña recientemente me preguntó por qué él debería llevarla a Misa cuando todo lo que hace es bostezar con el aburrimiento, mientras que un sacerdote sigue durante unos 15 minutos hablando de cosas que no entendían.

Lo que el padre dijo realmente me tocó y me hizo pensar que quizás tener sermones, más cortos, al punto y amigables con los niños sería el comienzo para conseguir que más familias volvieran a la iglesia.

Es más fácil escribir un sermón más largo por lo que mi decisión de mantener mis sermones en alrededor de cinco minutos no es una cuestión de yo tomándolo con calma. Es difícil, pero mi congregación parece estar a bordo con esto. De hecho, un bromista dijo: ‘¿No podría hacerlo [en] cuatro minutos Padre?’”