Monday, June 05, 2017

¿Arriesgar?, ¿dijiste arriesgar?, ¡pues dispensa el milagro y beatifícalo, eso es ser arriesgado!


Durante la homilía diaria en la Casa Santa Marta, Francisco ha hecho una rara afirmación en abono del Papa Pío XII. Es esta, según Radio Vaticano, Jun-05-2017.

“Pero tantas veces se arriesga. Pensemos aquí, en Roma. En plena guerra: cuántos corrieron riesgos, comenzando por Pío XII, por esconder a los judíos, ¡para que no fueran asesinados, para que no fueran deportados! ¡Arriesgaban el pellejo! ¡Pero salvar la vida de aquella gente era una obra de misericordia! Arriesgarse”.

Lo raro consiste justo en que es en favor del Pontífice, contraria a las anteriores que han salido de boca de Francisco, las cuales son quirúrgicas. Ya saben Uds. de la existencia de ese fuerte lobby anticanonización de Pío XII, no digamos de quién.

En May-26-2014, en la conferencia de prensa durante el vuelo de regreso de Israel a Roma, Francisco fue preguntado por el Papa Pío XII.

Santo Padre, justamente hoy se ha encontrado con un grupo de supervivientes del Holocausto. Obviamente, Usted sabe bien que una figura que suscita todavía perplejidad por su actuación durante el Holocausto es su predecesor el Papa Pío XII. Usted, antes de su pontificado, escribió o dijo que apreciaba a Pío XII, pero también que le gustaría ver los archivos abiertos antes de llegar a una conclusión definitiva. Nos gustaría saber si Usted tiene la intención de seguir adelante con la causa de Pío XII o piensa esperar que se produzca algún cambio en el proceso antes de tomar una decisión. Gracias.

Gracias a usted. La causa de Pío XII está abierta. Me he informado: todavía no hay ningún milagro, y si no hay milagros, no se puede ir adelante. Está parada ahí. Tenemos que esperar la realidad, cómo va la realidad de esa causa, y después pensar en tomar decisiones. Pero la verdad es ésta: no hay ningún milagro y es necesario al menos uno para la beatificación. Así es como está hoy la causa de Pío XII. Y no puedo pensar si lo haré Beato o no, porque el proceso es lento. Gracias.

Por aquel entonces, la canonización del Papa Juan XXIII estaba todavía fresca, para la cuál se dispensó del milagro requerido para su canonización (ver aquí, aquí y aquí).

Ya por esas mismas fechas dijo una fuente anónima de la Congregación para las Causas de los Santos, que “así como el Papa Francisco decidió la canonización de Juan XXIII, así también está considerando hacer lo mismo con Pío XII”.

De eso han pasado ya cuatro años, por lo que es de inferirse que en ese lapso, y como lo dijo Francisco, se ha seguido informando sobre el proceso de Pío XII, y lo que se pudo para la canonización del uno, ¿por qué no se puede para el otro?

¡Pues que se arriesgue, dispense el milagro —que es la disculpa que esgrimió cuando le preguntaron— y que lo beatifíque!