Saturday, May 20, 2017

—Por favor, abre la puerta y dale propina al chico del domicilio. ¡No, espera, es el Papa!



Información del Boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, May-19-2017 (fotos de L'Osservatore Romano).

Comunicado de la Oficina de Prensa: El Papa Francisco en Ostia para la bendición pascual de las familias , 19.05.2017

El Santo Padre Francisco ha querido, también en el mes de mayo, proseguir con los “Viernes de la Misericordia”, signos inspirados en las obras de misericordia corporales y espirituales que el Papa ha llevado a cabo durante el Jubileo.

Esta tarde, el Papa ha salido del Vaticano para ir a Ostia. Como signo de cercanía a las familias que viven en la periferia de Roma, ha decidido que habría bendecido casa por casa sus hogares, como hace el párroco cada año, precisamente en el tiempo pascual.

Hace dos días, don Plinio Poncina, el párroco de Stella Maris, una de las seis parroquias de Ostia, había publicado - como de costumbre - un aviso en la puerta del bloque de viviendas públicas, advirtiendo a las familias que habría pasado para encontrarse con ellas y bendecir sus casas, como de costumbre durante la Pascua.

Ha sido una gran sorpresa cuando los inquilinos han visto que el que llamaba al timbre no era el párroco sino el Papa Francisco.

El Papa “se ha hecho párroco”: Con mucha sencillez ha hablado con las familias, ha bendecido una docena de apartamentos que forman el bloque de Piazza Francesco Conteduca 11, dejando como regalo un rosario. Ha bromeado, disculpándose por las molestias y asegurando, sin embargo, que había respetado el silencio por la siesta después del almuerzo, como solicita un cartel colocado en la entrada del bloque.

Ostia - aunque perteneciente al Municipio de Roma- con sus aproximadamente 100.000 habitantes, - es un núcleo en sí misma, y cuenta en su contexto urbano con una vivaz comunidad de fieles, que viven y comparten también algunas situaciones difíciles, relacionadas con la vida de las periferias. La iglesia, la parroquia y el pequeño campo de fútbol contiguo, a menudo se convierten en un punto de referencia para la comunidad y constituyen un “puerto” para las diversas realidades sociales y existenciales que a menudo, debido a algunas formas de exclusión, quedan marginadas.