Sunday, April 16, 2017

Un clandestino Domingo de Ramos en China

Mientras el Vaticano está empleando a fondo todo su “östpolitik reinventado” para llegar a un acuerdo con las autoridades chinas sobre la ordenación de sacerdotes y la consagración de obispos —esperamos uno que no sea “de compromiso”—, los católicos verdaderos, que en China consideran clandestinos, siguen tratando de permanecer fieles y reuniéndose a escondidas del entrometido y totalitario gobierno, para celebrar la Santa Misa. En esta colección de imágenes publicadas recientemente por Getty Images se observa un grupo de estos católicos en Shijiazhuang, Provincia de Hebei, celebrando el Domingo de Ramos de 2017. El sacerdote que aparece en algunas de las fotos es el P. Dong Guanhua, a quien el Vaticano no observa con buenos ojos, objeto de un comunicado en Noviembre de 2016, aunque sin nombrarlo. Al respecto y en su momento la agencia AsiaNews explicó el comportamiento del P. Dong en razón del desespero que los verdaderos católicos en China vienen sintiendo.