Wednesday, February 22, 2017

Secretaría de Estado emite comunicado sobre uso de imágen del Papa, Bergoglianos lo achacan a L'Osservatore romano satírico, Oficina de Prensa desmiente

En el día de hoy hemos sido sorprendidos con este repentino comunicado de la Secretaría de Estado del Estado Vaticano.

La Secretaría de Estado tiene entre sus tareas la de defender la imagen del Santo Padre para que su mensaje pueda llegar íntegro a los fieles y su persona no sea instrumentalizada.

Para esos mismos fines, la Secretaría de Estado, defiende los símbolos y los emblemas oficiales de la Santa Sede, mediante los adecuados instrumentos normativos previstos en ámbito internacional.

Para que esta actividad de defensa sea cada vez más eficaz, con respecto a los fines indicados y para interrumpir situaciones de ilegalidad eventualmente descubiertas, la Secretaría de Estado efectuará de forma sistemática una actividad de vigilancia encaminada a monitorear las modalidades con las que la imagen del Santo Padre y los emblemas de la Santa Sede son utilizados interviniendo, cuando sea el caso, con los procedimientos oportunos.

¿Y como a cuenta de qué el tal comunicado si desde la época de Benedicto esas disposiciones ya existían y fueron confirmadas por Francisco a los pocos días de su elección (ver L'Osservatore Romano, Feb-28-2014, pág 4)?, preguntaría un espectador desprevenido. Muy rapidamente los bergoglianos lo han relacionado con la aparición de aquella edición satírica de L'Osservatore Romano, como lo ha hecho por ej. el sitio Faro Di Roma, obligado al mismo tiempo a reproducir el correspondiente desmentido que hace la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Otro tanto hace el sitio bergogliano Il Sismografo.

El desmentido de la Oficina de Prensa dice así (traducción propia).

La Dirección de la Oficina de Prensa aclara que el Comunicado de la Secretaría de Estado no tiene origen en ningún hecho reciente de prensa, sino que se refiere a una actividad habida hace tiempo, con el objetivo de proteger la imágen del Santo Padre y los escudos de armas oficiales frente a los casos de uso ilícito y de explotación con fines de lucro no autorizados.