Sunday, February 26, 2017

“Se debe anunciar el Evangelio sin traicionarlo”: Card. Gerhard Müller


Se podría inferir que el card. Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, está quemando sus últimos cartuchos, si es cierto que su salida está próxima, y las actuaciones que le veamos podrían ser las últimas en calidad de prefecto. Esta es nuestra traducción de una porción de una entrevista que le hace Paolo Rodari para La Repubblica, Feb-26-2017, pág 14.

¿Francisco tiene en la curia romana opositores?

“Todos los cardenales han estudiado teología, todo conocen la doctrina del papado y del episcopado. Somos sacerdotes competentes que conocen bien la misión del Papa, su importancia para todos. Vivimos una colegialidad afectiva y efectiva con Francisco. Desgraciadamente algunos medios de comunicación han señalado más la legítima diversidad de opinión y no la gran armonía. El Papa es el 266 sucesor de Pedro, y cada uno, incluido él mismo, tiene su propia historia. Esta individualidad es la forma en la que cada uno cumple su misión. Francisco tiene la particularidad de venir de un continente no europeo. Esta diferencia es preciosa para nosotros”.


Especialmente en la web no falta quien contrapone sus intervenciones sobre la doctrina con lo que dice el Papa...

“Son pequeñas facciones de derecha y de izquierda que pelean entre sí usándome a mí y al Papa. Son posiciones ideológicas que no comparto en nada. Por cierto, dentro de no mucho tiempo, se dará a conocer s un libro mío sobre el Papa y el Papado… Todos servimos a la obra del Papa. Trabajamos juntos para servir a su misión”.

¿Cree que sobre la comunión para los divorciados vueltos a casar Francisco pida un nuevo paso?

“Tenemos el mensaje de Jesús y la Biblia que dicen palabras claras sobre el fundamento del matrimonio en la voluntad salvífica de Dios. Las condiciones sociológicas cambian pero también hay que tener en cuenta que existen diferentes antropologías que no aceptan la nuestra, fundada en la Palabra de Dios. Se debe anunciar el Evangelio sin traicionarlo. Francisco quiere hacer sentir la cercanía del Buen Pastor al pueblo de Dios con la predicación y el testimonio de vida cristiana”.