Monday, February 27, 2017

Obispo emérito brasileño pide en homilía en Santuario de Aparecida que “los laicos puedan presidir la Eucaristía”



No es nada nuevo que sea de Brasil de donde venga esta información, porque el plan es que en la deseada (por lo enemigos de la Iglesia, obvio) ordenación de hombres casados, el primer paso se cumpla en Brasil bajo la disculpa de la escasez de sacerdotes en el Amazonas.

Esta información originalmente apareció en el sitio de internet del Santuario de Nuestra Señora Aparecida, A12, y traducida en español por el sitio antieclesial Religión Digital.

El obispo emérito de Jales, Dom Demetrio Valentini , dijo durante su homilía en el Santuario Nacional de Aparecida, en la mañana del martes (14) que la Iglesia en Brasil necesita reflexionar sobre la cuestión de los católicos que no tienen acceso a la Eucaristía con frecuencia. El obispo sugirió para resolver este problema la elección de laicos comprometidos en la vida de la comunidad para asumir esta tarea de presidir la Eucaristía. El obispo estaba en el santuario debido a la celebración del 25 aniversario de la Asociación Nacional de Presbíteros de Brasil.

"¿Somos una Iglesia que comparte el pan, o una iglesia que somete a sus comunidades a la escasez que lleva a su debilidad y a la propia disolución eclesial?", dijo el obispo, que hizo memoria de un discurso del Papa emérito Benedicto XVI en Aparecida durante el CELAM.

"Sin Eucaristía no hay comunidad cristiana. Así fue afirmado solemnemente aquí en esta basílica por el Papa Benedicto XVI en la apertura de la 5ª Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe. Sin Eucaristía no hay comunidad cristiana. Entonces, hace falta ahora comprobar qué consecuencias prácticas extraemos de esta verdad tan importante afirmada por el Papa. Y entonces entra de lleno, de nuevo, la cuestión presbiteral ", instó el obispo emérito.

En el centro de su reflexión, el obispo habló sobre la necesidad de la Iglesia para reflexionar sobre la realidad que afecta a muchas comunidades eclesiales, no sólo en Brasil, sino en muchos lugares del mundo: la falta de presbíteros para presidir la Eucaristía.

"Hoy en día la iglesia necesita escuchar las llamadas de las comunidades que expresan sus necesidades que deben ser atendidas, y ahí entra de nuevo en juego el tema presbiteral. Éste necesita ser resuelto correctamente y para ello es urgente restaurar la visión ministerial del Vaticano II, "dijo.

El asunto ya fue discutido por los Obispos de Brasil en la Asamblea y por el papa Francisco, pero necesita una mayor implicación y atención por parte de los miembros de la Iglesia, según el obispo, que fue categórico al dar su opinión sobre el tema.

"El papa Francisco con su valor y, al mismo tiempo, prudencia, solicitó la CNBB que presentara un proyecto; sería una motivación para que se realizara con rapidez y dedicación. Personalmente, me permito aquí expresar mi posición, muy consciente del poco peso que puede tener. La vida enseña a relativizar las aspiraciones personales y situarlas en el ámbito más amplio de la historia. No importa si no vemos realizados todos nuestros sueños, sobre todo ahora que como obispo emérito no mando nada. Pero no envío a otros a decir.

Me tomo la libertad de pedir a la CNBB que agilice la discusión del problema , para que la cuestión de poder contar con presbíteros de la comunidad pueda ir definiendo sus detalles, de manera que podamos organizar y poner en práctica la disposición del papa Francisco de dar curso a esta medida, para que en este asunto que involucra profundamente la vida de la Iglesia, el Papa no se vea tal vez obstaculizado por la fuerza eclesial interna, sino que cuente con el apoyo claro de la CNBB, y en particular de los presbíteros de Brasil representados aquí hoy por la Asociación Nacional de Presbíteros de Brasil ", dijo.

Dom Demetrio llamó a estos laicos "presbíteros de la comunidad, en contrapartida de los "presbíteros diocesanos".