Tuesday, February 14, 2017

En arquidiócesis de Baltimore interpretan Amoris Lætitia: Si no tienes decreto de nulidad de tu matrimonio no puedes acceder a los sacramentos

The Catholic Review es una publicación oficial de la arquidiócesis de Baltimore, Estados Unidos, y su editor escribe hoy una nota en la que explica que el arzobispo, William E. Lori (imágen), ha escrito una carta a sus sacerdotes con fecha de ayer y titulada “Subsidio para vivir ‘La Alegría del Amor’ en la Arquidiócesis de Baltimore” (no exactamente, el título en inglés es “Support for Living ‘The Joy of Love’ in the Archdiocese of Baltimore”). Como lo que nos interesa en estos confusos tiempos es saber cómo interpretan en diferentes sitios el capítulo VIII, traducimos la parte concerniente del artículo aludido en el que se explica cómo lo han hecho en Baltimore.

El arzobispo [William E. Lori] anima a los sacerdotes y fieles a leer “La Alegría del Amor”, especialmente el capítulo 8, parágrafo 305 (y su acompañante nota de pie de página 351), respecto del ministerio hacia las personas en matrimonios irregulares, junto con las secciones de las exhortaciones apostólicas de san Juan Pablo II “Familiaris Consortio” (#84) y del Papa Benedicto “Sacramentum Caritatis” (#29).

Ambos documentos a los que se refiere el Arzobispo afirman la necesidad para aquellos que están divorciados y casados nuevamente civilmente de que reciban un decreto de nulidad de su primer matrimonio antes de ser permitidos a que accedan a los sacramentos.

Si estamos entendiendo bien, en Baltimore se han ceñido a la enseñanza tradicional de la Iglesia respecto a los sacramentos de la Eucaristía y el Matrimonio.

Dato no relacionado (¿o sí?): Mons. Lori apenas va para 66 años. Un poco juvenil como para que algún día leamos en el boletín de prensa de la Santa Sede que le fue aceptada la renuncia. Lo anotamos porque como ahora hay la moda de que los obispos renuncian, les aceptan la renuncia y al final resulta que nunca se habían enterado de que habían presentado la renuncia...