Tuesday, February 14, 2017

El opúsculo del card. Coccopalmerio sobre el capítulo 8° de Amoris Lætitia no es la respuesta del Vaticano a las Dubia


El libro del card. Coccopalmerio sobre el capítulo 8° de Amoris Lætitia, del cual hablamos ayer, fue presentado hoy en Radio Vaticano. La edición diaria en italiano de L'Osservatore Romano ha publicado el texto de su presentación. El periódico La Croix lo presenta en su titular como una “interpretación autorizada”, aunque no dice autorizada por quién y sólo en el último renglón simula aclarar que no se trata de una interpretación autorizada por el Vaticano.

Respecto a esta aclaración, dice Roma Sette, sitio de internet de la diócesis de Roma (o sea la del Papa):

¿Estamos frente a una toma de posición oficial, se le preguntó, respecto a las “dubia” elevadas por cuatro cardenales? “No, no es una respuesta del Vaticano —replicó el director de la Lev, el padre Giuseppe Costa—; el cardenal Coccopalmerio escribió sus reflexiones y nosotros acogemos estos comentarios autorizados con la intención de alimentar el debate. Este texto está dirigido a la gente común con el objetivo de explicarlo de la manera más sencilla posible”.

Al mismo respecto informa la agencia noticiosa de la Conferencia Epsicopal Italiana, SIR:

“No es la respuesta al Vaticano a las ‘dubia’, aunque si el cardenal haya asumido su responsabilidad tomando escribiéndolo”. Así don Giuseppe Costa, director de la Librería Editorial Vaticana, respondió a las preguntas de los periodistas, durante la presentación, que tuvo lugar en la Sala Marconi de Radio Vaticano, el libro del cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, sobre el octavo capítulo la exhortación apostólica Amoris Laetitia. “Nosotros, como editores damos voz a interlocutores tan autorizados —precisó Costa a propósito del volumen, firmado por el cardenal y publicado por Lev— pero el libro del cardenal Coccopalmerio no es una respuesta oficial del Vaticano. El debate está siempre abierto, nosotros lo apoyamos y ofrecemos instrumentos para profundizar”. Un libro “destinado para la gente”, lo definió Costa, de naturaleza “pastoral”: “Un texto legible, aprovechable y esclarecedor”. A una pregunta sobre una hipotética “confusión” del capítulo octavo de Amoris Laetitia, que hizo necesaria una aclaración, el teólogo Maurizio Gronchi respondió con una broma: “Se comenta todos los domingos los Evangelios, los cuales tienen mucha confusión: es por esto que los comentamos”.