Monday, February 06, 2017

Curación de un niño brasileño, milagro que adelanta proceso de canonización de Jacinta y Francisco Marto

Notícias de Setúbal, semanario de la diócesis portuguesa del mismo nombre, informa hoy sobre esta importante noticia para los devotos de Fátima. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Milagro comprobado, avanza la canonización

Los milagros necesarios para la canonización de los Pastorcitos de Fátima, los Beato Francisco y Jacinta Marto, tuvo un paso decisivo, con la aprobación del milagro necesario para que pueda avanzar.

La noticia fue dada ayer, Domingo, al finalizar la tarde, por Monseñor Agostinho Borges, Rector del Instituto Portugués de San Antonio en Roma, en la Iglesia de San Antonio de los Portugueses, en el período final de la Eucaristía, y donde se adelantó que el caso habría sido un niño brasileño, sin otros pormenores. Ante cerca de 20 portugueses presentes, dijo faltaría ahora fijar la fecha, pero dejó “en el aire” la sensación de que podría ser el 12 y el 13 de mayo, o al menos a lo largo de este año. La noticia no tiene confirmación oficial, pero esta debería salir en los próximos días. Ya hoy, el “Observador”, volvió a confirmar la información, aunque sin poder adelantar más pormenores.

También el “Observador”, contactando la Postulación de la Causa, anuncia que esta prefiere sólo comentar el anuncio oficial, cuando aparezca, tal como el Santuario de Fátima.

Rádio Renascença, por su parte, encontró en Roma, que es apenas la aprobación de la Comisión Científica la que se dio ahora, todavía faltando la aprobación de la Comisión Teológica y del Consistorio de Cardenales. Pero es de facto la fase ahora superada la decisiva: es esta Comisión Científica la que da como aprobada la inexplicabilidad, en términos científicos, de las curaciones que ocurren por intercesión de los que más tarde serán canonizado; es decir, sin sobrepasar esta fase, no hay base para ninguna canonización dentro de los trámites de procesos normales.


Entradas Relacionadas: Lucas Maeda de Oliveira se llama el jóven de Recife que recibió milagro por intercesión de los pastorcitos de Fátima.