Wednesday, December 14, 2016

Un obispo habla de su primera experiencia como exorcista

Muy raros los casos en que un obispo haga exorcismos, en este caso se trata del obispo de Módena-Nonantola, Mons. Erio Castellucci (imágen), quien se ha referido en una entrevista con Il Resto del Carlino, Nov-26-2016, a su primera participación en un exorcismo. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Exorcismo, habla el obispo. “Así sané a un hombre endemoniado”

El primer exorcismo de Don Erio Castellucci sobre un hombre de 50 añosde Módena

por VIVIANA BRUSCHI

Modena 26 de noviembre de 2016 - Era el diablo en persona. El primer exorcismo del obispo de Módena, Erio Castellucci, desde el 3 de junio de 2015, pastor y teólogo de la Diócesis de Modena-Nonantola, conocido por todos como ‘Don Erio’ por su profunda humanidad y bondad, es un caso de manual. O, si se prefiere, de película de terror. El endemoniado, de 50 años de edad, de Módena, a la vista del prelado entró en trance, después comenzaron los insultos, las injurias, las uñas como pegadas en las manos casi queriendo rasgar la piel, y las maldiciones. “Vete, vete de aquí, morirás mal”.

Excelencia, ¿su primera experiencia fue traumática?

“Antes de llegar a ser sacerdote, he visto poseídos y endemoniados, pero nunca había hecho exorcismos. Fui llamado por uno de los dos exorcistas de la Diócesis para uno difícil y, dada la reacción, lo es realmente”.

El exorcista oficial ha solicitado refuerzos, y Usted no se ha retirado. ¿Es así?

“Me invitó a presenciar. Vamos —me dijo— porque este hombre está poseído desde hace algún tiempo, viene a mí una vez por semana, y su presencia, como obispo, podría influir. Así que fui a la parroquia en Módena donde se llevan a cabo los exorcismos”.

¿Qué pasó?

“Tan pronto como vio el hombre empezó a gritar, me decía que saliera, luego cayó en un trance; de repente se fue como despertando y en un instante se metió las uñas en el dorso de las manos. El aspecto era diabólico, y los insultos irrepetibles así como las maldiciones”.

¿Es cierto que le hizo pronósticos de muerte?

“Sí, sí, me dijo que voy a morir en un accidente de automóvil, y mientras me lo decía estaba feliz”.

¿Usted qué cree, está preocupado?

“Mi vida está en las manos del Señor Jesús, y ciertamente no en las del diablo. No estoy nada preocupado. La palabra de Dios enseña que las maldiciones son ineficaces. El diablo sigue maldiciendo, lo hace de oficio”.

¿Hará de exorcista en el futuro, además de Obispo?

“No excluyo otros exorcismos sobre otras personas. Los mismos exorcistas italianos se quejan de ser pocos. En el Evangelio de Marcos está escrito: ‘En mi nombre echarán demonios...’. Es importante para un cristiano tener discernimiento, porque muchos casos son competencia del psiquiatra más que del exorcista. Muy importante entonces son las oraciones de liberación”.

¿Se utilizan para liberar a una persona del demonio?

“Para establecer, a través del discernimiento, si la persona sólo está perturbada o poseída. Hay diferencia, de hecho: si está poseída se recurre al exorcista, si está sólo perturbada las oraciones de liberación y de imploración llegan pronto a la curación”.

Muchos piensan que el diablo es un puro invento medieval. ¿Usted qué responde?

“Están equivocados. Es suficiente ver algún exorcismo para entender que el mal es una entidad precisa que trasciende la realidad”.

Módena ha dado a luz al Padre Gabriele Amorth, exorcista de renombre internacional, fallecido el pasado septiembre a los 91 años. ¿Es bueno continuar su ruta?

“Sin duda, siempre teniendo en cuenta que el Señor Jesús es más fuerte y poderoso, y al final siempre vence”.