Tuesday, December 20, 2016

Card. Reinhard Marx insiste en que Amoris Lætitia permite en ciertos casos acceder a la Comunión a los divorciados vueltos a casar


No es nueva esta interpretación de los obispos alemanes, ya desde los años 90 vienen administrando la Sagrada Comunión a los divorciados vueltos a casar. Ni es nuevo que ello fue propulsado por estos obispos en los dos últimos Sínodos sobre la Familia de 2014 y de 2015. Menos lo es que salgan a defender esta posición mamparándose en Amoris Lætitia. Lo que sí era raro es que hubieran permanecido callados tanto tiempo sin reaccionar después de todas las controversias suscitadas desde la aparición de las Dubia presentadas por 4 cardenales a Francisco solicitándole que aclare aspectos confusos del documento. Entre estos 4 cardenales hay uno justamente alemán, el card. Joachim Meisner.

Pues el silencio se acabó, porque el Presidente de los obispos alemanes ha salido a reiterar la interpretación del documento y su —supuesto— respaldo a Francisco. Lo denota un reporte de KNA, Dic-20-2016, basado en una entrevista concedida a esa agencia por el card. Marx. Así comienza la nota:

En la controversia sobre la interpretación de la exhortación papal “Amoris laetitia”, el Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx, considera que el texto “no es tan engañoso como dicen algunos”. Como consecuencia de ello, por ejemplo, parejas divorciadas y vueltas a casar no deben ser “atrapadas en un callejón sin salida” hasta el fin de sus vidas y, si es necesario, también volver a la comunión y la confesión, dijo Marx en una entrevista personal sobre el balance anual con Katholischen Nachrichten-Agentur (KNA) en Múnich.

No se trataría de ninguna nueva doctrina, destacó también el arzobispo de Munich: “El Papa nos quiere dar un nuevo punto de vista pastoral de la realidad y conectar nuestras vidas, incluso si ellas no siempre han triunfado, con las afirmaciones del Evangelio de la Misericordia de Dios”.

[...]

Más adelante dice el reporte que sobre la posición de los obispos alemanes, el card. Marx piensa “que apoyan al Papa” y ven Amoris Lætitia como un “desarrollo positivo”, y además deja entrever que a futuro habrá una carta de apoyo de los obispos alemanes en respaldo al Papa.