Saturday, November 12, 2016

Autocandidatizándose como papable

Una antigua estrategia de quienes desean ponerse a sonar como papable, obviamente hablamos de los cardenales, es la de dejar a alguien hacer la biografía. Así lo hizo en los 90 el cardenal Martini de Milán, por nombrar el caso más notorio, pero también otros varios.

En el caso que nos ocupa, el turno es para el cardenal Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila, Filipinas, y presidente de Caritas Internacional, de quien ha aparecido su autobiografía en italiano (“Ho imparato dagli ultimi. La mia vita, le mie speranze”), no podría ser de otra forma si se pretende aparecer en el radar de los papables, y de él apareció un panegírico una reseña en La Repubblica, Nov-10-2019, pág. 55 (imagen inferior). Como se recordará, ese es el único periódico que Francisco lee, dicho por él mismo.



“Así vuelve a hablar la Iglesia de los pobres, una profecía rechazada”, es el titular que se lee en la reseña literaria, firmada por Alberto Melloni, con el subtítulo “en el libro entrevista del cardenal Luis Antonio Tagle la historia de un sacerdote de parte de los últimos que interpreta plenamente el mensaje de Francisco”. De esta relación que Melloni hace, TagleinterpretedeFrancisco, puede deducirse el tenor de la reseña.

Pueda que en el pasado la estrategia de las biografías concertadas, como la primera que aludimos, hayan funcionado, pero ahora que existen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, pensamos que su efectividad se vea menguada y haya que complementar la autopromoción por otras vías.

¡Qué casualidad!, porque justo por estos días el card. Tagle se encuentra en Italia. Eso sí, no sabemos si para visitar a los damnificados del reciente terremoto en el centro de Italia que afectó brutalmente Nursia, como lo muestra este video...




...O simplemente para recibir el Premio Internazional “Giuseppe Sciacca” en la categoría Premio Cultural, cuya ceremonia de entrega se realiza hoy a las 17:30 (hora local) en el Aula Magna dE la Pontificia Universidad Urbaniana, en el Vaticano, como lo dice el comunicado de prensa oficial; y aprovechando la ocasión de su presencia fue que decidió ir a ver a los damnificados del terremoto.