Saturday, September 03, 2016

Sí, era pura casualidad lo de la carta de Lula a Francisco y lo de la bendición de la imágen de Ntra. Sra. Aparecida

Como anotamos hoy más temprano, pura casualidad que Lula —exmandatario brasileño de izquierda— le escriba a Francisco, que un medio de comunicación tipicamente comunista fuera el que revelara la existencia de la carta en la que Lula “denuncia las fuerzas empeñadas en destituir a la presidenta Dilma Rousseff” —sucesora de Lula en la presidencia, también de izquierda— y que justo hoy haya sido bendecida por el Pontífice una imágen de Nuestra Señora Aparecida en los jardines vaticanos.

Hay quienes no lo ven como lo vemos nosotros, o sea, como una mera casualidad. Por ej., la periodista argentina amiga de Francisco, Elisabetta Piqué, firmó una nota para la edición web del periódico en el cual trabaja, La Nación, cuyo titular lo dice todo: “El Papa se hizo eco de la destitución de Dilma Rousseff y pidió rezar por Brasil”.



¡Increible que haya alguien tan malpensado como para que sugiera que Francisco involucra categorías netamente políticas en ese simple acto!