Saturday, August 13, 2016

Rumor (o suposición, no se sabe): El próximo sínodo sería sobre los sacerdotes casados

Hay un artículo en Crux, Ago-12-2016, más bien un análisis, que dice que el próximo sínodo podría enfocarse en los ordenados casados. A partir de lo que ya se ha venido sabiendo de la “Iglesia con rostro amázonico”, el autor desarrolla el aludido análisis. Pero que en él se cite alguna fuente que insinúe dicha probabilidad, pues no. Se trata de una inferencia.

Nosotros tenemos que coincidir con ella, porque entre los miembros de esa “Iglesia con rostro amázonico”, que no son muchos pero son muy eficientes, vienen promoviendo como una especie de punta de lanza un documento que se llama “Presbíteros para las comunidades sin Eucaristía: en busca de propuestas concretas y corajudas” (esa es nuestra traducción, el documento originalmente en portugués lleva por nombre “Presbíteros para as comunidades sem Eucaristia: em busca de propostas concretas e corajosas”), el cual está casi todo basado en lo que el progresista Fritz Lobinger (de Alemania, pero toda su vida ha vivido en Suráfrica) propone.

Lobinger no esconde su deseo de que haya sacerdotes casados para determinadas comunidades, que es la idea que los de la “Iglesia con rostro amázonico” adaptan. En un determinado punto, Lobinger dice que ciertas comunidades que alcancen “un buen camino eclesial” (no sabemos qué significa eso) para poseer vida propia en la comunión eclesial, deberían poder escoger sus propios presbíteros de entre sus miembros y una vez ordenados formarían equipo al servicio exclusivo de esas comunidades.

Eso dicho a grandes rasgos (bastante grandes), pero la idea es esa. Por lo que si los promotores de la “Iglesia con rostro amázonico” siguen moviéndose tan denodadamente, no es raro que alcancen a situar el tema como prioridad en un venidero sínodo.

¡Dios nos ayude!