Monday, July 18, 2016

Ronda de rumores curiales, el más inquietante: Card. Schönborn sería el nuevo prefecto de la CDF


De tanto en tanto aparece uno que otro rumor en referencia a la Curia, nos referimos a la romana. En esta ocasión las especulaciones corren por cuenta de un sitio antieclesial y modernamente defensor de la persona del Papa (no confundir con la institución del Papado), nos referimos a Religión Digital (vaya bajo su propia cuenta y riesgo).

A ver si podemos sintetizar.

El punto con más carne, y el más inquietante, lo ofrece el correspondiente a la formalización de la perdida de confianza que Francisco le ha venido manifestando al prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, card. Gerhard Müller, el cual en teoria sería enviado a Mainz (Maguncia). Ya recordarán Uds. que en Mayo pasado y debido a que el card. Karl Lehmann cumplió 80 años, esa sede esta libre. Sería allí el sitio donde recalaría el card. Müller. Y el nuevo prefecto de la CDF sería el card. Christoph Schönborn, actual arzobispo de Viena (nunca fue secretario de la CDF, como en dos ocasiones ha afirmado el Pontífice), en las fechas recientes muy nombrado en la prensa debido a que ha sido él a quien Francisco ha encomendado la tarea de interpretar la exhortación apostólica postsinodal Amoris Lætitia.

Al card. Stanisław Dziwisz, arzobispo de Cracovia, más conocido por haber sido siempre el secretario de Juan Pablo II, se le aceptaría su renuncia por límite de edad y en su reemplazo sería enviado el cardenal Stanislaw Rylko, actual presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, organismo ya viviendo horas extra, debido a que será incorporado al nuevo superdicasterio de Laicos, Familia y Vida.

En este nuevo superdicasterio de Laicos, Familia y Vida, la voz cantante —con su saxofón— sería el card. Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, actual arzobispo de Tegucigalpa y coordinador del grupo de nueve cardenales que ayuda a Francisco en la reforma de la Curia.

Al card. Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, que tiene 78 años, le reemplazaría otro de los hombres de confianza de Francisco, Angelo Becciu, sustituto de la Secretaría de Estado. Y para reemplazar a Becciu llegaría el actual nuncio en Libano, el arzobispo Gabriele Caccia.