Thursday, July 21, 2016

La fiebre de Pokémon Go llega también al Vaticano

Información de Rome Reports, Jul-21-2016.



La fiebre de Pokémon Go llega también al Vaticano
2016-07-21


La fiebre por la app de Pokémon Go afecta a jóvenes, y no tan jóvenes. Este juego de realidad aumentada, apto para todos los públicos, se ha convertido en el protagonista indiscutible de estas últimas semanas en todo el mundo. La moda también ha llegado al Vaticano, donde dicen que se encuentra Arceus, el dios pokémon.

Patrick / Filipinas
"Estaba buscando un pokémon. Ponía que era uno de los legendarios así que vine aquí para ver si lo encontraba. Pero creo que es bastante difícil. Parece que hay que entrar por la Puerta Santa así que ahora estoy esperando a un amigo para entrar.”

No importa la hora del día, cualquier momento es perfecto para sacar el teléfono y ponerse a cazar pokémons aunque eso implique tener que lidiar con cientos de turistas. Hay varios sitios donde se pueden cazar a estas criaturas, por ejemplo, en la ventana desde donde el Papa reza el ángelus o en las fuentes de la Plaza de San Pedro.

Jack / Australia
"He estado los últimos días por aquí andando y jugando a Pokémon mientras hacía turismo y ha sido bastante divertido”.

Según un estudio de una marca de pulseras que registra la actividad física, los usuarios de Pokémon Go caminan el doble que antes de haberse descargado la aplicación.

Jack / Australia
"Esta aplicación me ha hecho salir a la calle más de lo que salgo habitualmente. En esta última semana diría que he andado sobre los treinta, cuarenta kilómetros”.

Matteo / Italia
"He jugado cerca del Vaticano y tengo que reconocer que es un buen pasatiempo. Es cierto que hay veces que hay que estar atento a tu alrededor para evitar incidentes. Es una app divertida y buena pero se debe jugar con atención y de forma responsable.”

Algunos usuarios han sufrido accidentes mientras trataban de cazar pokémons sin mirar antes de cruzar la calle.

Para que este entretenimiento no sea peligroso, basta con prestar un poco más de atención a la vida real que a la caza del pokémon.


Entradas Relacionadas: ¡Que un templo no te estorbe, entra y encuentra tu Pokémon!