Friday, July 01, 2016

Comisión «Ecclesia Dei» no considera que haya un retroceso en el diálogo con la FSSPX/SSPX

Además de las declaraciones obtenidas ayer por la agencia I.Media de Mons. Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», con respecto al comunicado de prensa de la FSSPX/SSPX, publicado antes de ayer, ha aparecido hoy una entrevista sobre el mismo tema en Radio Vaticano (italiano). Traducción de Secretum Meum Mihi.

La Fraternidad San Pío X hoy no busca ante todo un reconocimiento canónico por parte de la Santa Sede: es lo que afirma un comunicado de la comunidad tradicionalista hecho público el 29 de junio. ¿se trata de un retroceso en el diálogo ahora en curso?

La Comisión “Ecclesia Dei” no considera que sea un retroceso del diálogo: el comunicado de prensa parece que no se adentra en el fondo de las cuestiones concretas que son objeto de examen en el diálogo y la confrontación entre la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei” y la Fraternidad San Pío X. De este modo el diálogo y el debate sobre estas cuestiones concretas deberán proseguir.

¿Cómo interpretar este comunicado?

Decimos que no dice nada nuevo con respecto a las posiciones sabidas y bien conocidas de la Fraternidad San Pío X sobre la situación de la Iglesia hoy. Puedo eventualmente añadir que cuando se hace referencia a la falta de reconocimiento canónico, que no es lo que se considerar en este momento, puedo decir que el reconocimiento canónico por parte de la Santa Sede es condición esencial para que una obra católica esté en plena comunión eclesiástica, conforme a derecho. No hay el reconocimiento canónico, estamos trabajando para que venga: pero el reconocimiento canónico no es un hecho notarial, ¡es condición esencial!

Ud. evocaba varios puntos clave para usted, sobre los cuales trabajan juntos...

Son siempre las mismas cuestiones de orden doctrinal y disciplinar: son las cuestiones que se refieren al Magisterio, la tradición, las cuestiones del Vaticano II... Así que son todas cosas ya conocidas y que no tenemos necesidad de repetir.

El Papa recibió al superior de la Fraternidad, mons. Fellay, hace poco tiempo. ¿La frecuencia de estos acercamientos directos o indirectos, cuál es?

No hay plazos precisos. Los encuentros se llevan a cabo entre nosotros de la Comisión “Ecclesia Dei” o nuestros delegados y los representantes de la Fraternidad San Pío X. Hubo, sin embargo, este encuentro importante: una audiencia privada con el Santo Padre, en el que Mons. Fellay ha podido exponer su punto de vista al Santo Padre. Ha sido un encuentro muy cordial y ciertamente se sitúa dentro del camino del diálogo y, sobre todo, de confianza recíproca que estamos construyendo juntos. Así que no se excluye que haya otros encuentros, pero no es que estos ya estén programados...

Benedicto XVI mantenía mucho este trabajo para poder lograr la unidad con la Fraternidad. ¿El Papa Francisco está en la misma óptica?

Sí, diría justo que sí. El Papa Francisco tiene al corazón la unidad de la Iglesia y todo lo que pueda favorecer la unidad de la Iglesia. Él siempre está muy disponible, justo como hábito mental sobre esto. Y creo que esto también fue reconocido por Mons. Fellay. Pero es evidente que no podemos ni siquiera negar que todavía hay problemas por resolver, por afrontar, por examinar.

Así que por parte de la Santa Sede hay apertura, pero firmeza...

La firmeza es lo que es esencial para ser católicos. ¡Desde este punto de vista no hay ningún cambio! Pero no creo que ahora sea cuestión de firmeza: se trata sólo de afrontar los problemas concretos y buscar resolverlos y de resolverlos juntos. La apertura es en este sentido: en el sentido que hemos identificado las cuestiones por afrontar y las estamos afrontando. Se tomará naturalmente tiempo, pero se necesita que haya esta disponibilidad recíproca.