Friday, July 01, 2016

Card. Norberto Rivera, Arzobispo primado de México, celebra Misa Tridentina


Información de Siame, Jun-29-2016.

Celebra el Card. Rivera la festividad de san Pedro y san Pablo con Misa en latín
Miércoles, 29 de junio de 2016, 20:00 horas
Abimael César Juárez García


La Misa se llevó a cabo en la Capilla Inmaculada Concepción (Salto del Agua), misma que está a cargo de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro.

Este miércoles 29 de junio, el Card. Norberto Rivera Carrera celebró la solemnidad de san Pedro y san Pablo en la Capilla Inmaculada Concepción (Salto del Agua) con una Misa en latín, y en la que participaron decenas de personas que son atendidas en esta iglesia por la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro.

La Arquidiócesis de México dedicó en el 2014 esta capilla para celebrar de forma permanente el rito latino extraordinario o Misa Tridentina, mejor conocida como Misa en latín, con la idea de formar, entorno a la misma, una comunidad de vida católica integral basada en dicho rito, y donde los fieles pudieran recibir Sacramentos.

Durante la celebración –en la que el Card. Rivera estuvo acompañado del capellán, P. Fryar Kenneth Alan, y de varios miembros de la fraternidad– el Arzobispo de México explicó el pasaje del Evangelio de san Mateo en el que Jesús pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?”. Al respecto, dijo que al igual que de Jesucristo se dicen muchas cosas, de la Iglesia Católica también se dice que es sólo una institución, una organización, un movimiento, etcétera. Sin embargo –aclaró– “la Iglesia es, ante todo y sobre todo, la comunidad de los fieles, de aquellos que tienen fe, los que profesan la fe en Cristo, el hijo de Dios vivo”.

Sin embargo –añadió– Jesús no sólo quiere una profesión de fe, sino también de amor, de un amor que se traduzca en obras; de un amor que se debe ante todo a Dios, pero que también debe derramarse sobre el prójimo, porque sin ese amor al prójimo, es falso el amor a Dios.

El Sr. Arzobispo hizo suyas las palabras de san Pablo: “Ay, de mí si no evangelizo; ay de mí si no doy a conocer a Cristo muerto y resucitado; ay de mí si no transmito a los demás lo que he recibido. Por eso, no puede haber, no puede existir, un discípulo verdadero de Cristo sin el impulso evangelizador, un discípulo que no transmita a los demás lo que ha recibido”.

Cabe mencionar que durante la Misa se expusieron para la veneración de los fieles dos grandes relicarios con reliquias de primer grado de san Cristóbal Magallanes y sus 24 compañeros mártires de la Guerra Cristera, así como de los 13 mártires laicos del mismo período de la historia, grupo que encabezó Anacleto González Flores y que fueron beatificados durante el pontificado de Benedicto XVI.

Los dos grandes relicarios pertenecen a la Arquidiócesis de Guadalajara, en Jalisco, pero fueron traídos a México de manera excepcional en el marco de los festejos por los 50 años de vida sacerdotal del Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México. Las reliquias se podrán venerar en esta capilla hasta el viernes 30 de junio, entre las 9:00 y las 12:00 horas.

Una colección de fotos puede ser vista en la página de Facebook de Jóvenes Lumen Christi.