Tuesday, July 12, 2016

Bangladesh, una mujer católica fue rociada con gasolina y prendida fuego

Información de AsiaNews, Jul-12-2016.

Bangladesh, una mujer católica fue rociada con gasolina y prendida fuego
Sumon Corraya

Maya Karmokar vive con su madre anciana en la aldea de Kajura. Los familiares informan que la mujer no tiene enemigos. Luego de la agresión fue internada de urgencia en el hospital, pero tuvo que regresar a su casa, porque no tiene el dinero para pagar la atención médica que requiere. Los católicos locales suman cerca de 4.000, y la gran mayoría de ellos son pobres y necesitados.

Jessore (AsiaNews) – Una mujer católica fue rociada con gasolina y prendida fuego. Sucedió en Bangladesh, en la aldea de Kajura, distrito de Jessore (situado en el sudoeste del país). La mujer, llamada Maya Karmokar, estaba durmiendo en su cama, cuando unos desconocidos entraron a la casa y la agredieron. Sus gritos desesperados atrajeron la atención de sus familiares, que llegaron justo a tiempo para salvarle la vida. Fue llevada de urgencia al hospital, donde los médicos constataron quemaduras en gran parte de su cuerpo. Ahora está de vuelta en casa, y su evolución es seguida por un médico local, porque ella no puede costear un tratamiento de salud especializado.

La agresión ocurrió en la noche del domingo 9 de julio, a sólo 15 días de la masacre de Dacca, en la cual cinco terroristas islámicos mataron a 20 personas. Ayer, la policía local volvió al lugar del ataque para recabar información. Los criminales aún no han sido identificados.

La forma en que se desarrolló la violencia fue tan repentina, que la mujer ni siquiera pudo llegar a reconocer quién la agredió. “No logré entender quiénes eran –contó- sólo sentí el fuego que quemaba mi piel y comencé a llorar del dolor”.

Maya, de 45 años, trabajó como enfermera en un centro médico gestionado por la diócesis de Khulna. Soltera y sin hijos, vive con su madre anciana y cuida de ella.

En el hospital pudo permanecer tan sólo un día. Luego, a causa de las condiciones de pobreza en que vive, tuvo que regresar a casa, porque no puede afrontar un tratamiento mejor. Y contó: “¡Yo no tengo enemigos, no sé por qué quieren matarme!”

Salomon Das, un familiar suyo, confirma que la mujer mantiene un trato cordial con todos. Es por eso que sus familiares quedaron en estado de shock ante la violencia brutal ejercida contra ella, y piden que se haga justicia.

El P. Ananda Gopal Biswas, párroco de la iglesia católica de Shimulia, que sirve en la aldea donde vive Maya, dice a AsiaNews: “He sabido del ataque y lo condeno con fuerza. Expreso mi cercanía a la parroquiana”.

La comunidad católica de Shimulia está formada por cerca de 4.000 fieles, en su mayoría pobres y necesitados. La violencia perpetrada contra la mujer católica no es el primer episodio de este tipo. En el último período, en el país han sido agredidos numerosos miembros de las minorías, tanto cristianos como hindúes y budistas, pero también musulmanes moderados, que han sido tomados por blanco a causa de sus ideas liberales.