Thursday, June 30, 2016

Roma juzga que la FSSPX/SSPX no ha cerrado la puerta a las discusiones actuales


A raíz del comunicado de prensa emitido ayer por la FSSPX/SSPX, en el cual señala que “no busca ante todo un reconocimiento canónico”, algunos medios de comunicación contrarios a la regularización de su situación echaron campanas al vuelo titulando que los lefebvrianos habían tirado la puerta en la cara a Roma, o expresiones similares. Pues bien, no hay tal, porque consultando con la parte directamente interesada, i.e., la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», en lo absoluto lo consideran como estos medios de (des)información han afirmado. La reacción la ha obtenido la agencia francoparlante con sede en Roma, I.Media, la cual ha consultado con el secretario de dicha comisión, Mons. Guido Pozzo, quien no se muestra tan siquiera preocupado.

No podemos traer la nota de esta agencia porque no estamos inscritos, pero de la información que presenta el sitio de información en francés de los obispos belgas, Cathobel, Jun-30-2016, podemos saber lo que dijo Mons. Pozzo.

En efecto, interpelado por I.MEDIA el 30 de junio de 2016, Monseñor Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei» juzga que Monseñor Bernard Fellay simplemente adopta una actitud de “esperar y ver” [lit. “atentista”].

En Roma, monseñor Guido Pozzo señala que los reproches de Ecône son “ya conocidos” y parece no estar demasiado inquieto por el futuro de las conversaciones con los representantes de la FSSPX. «Algunas de estas declaraciones son previsibles, en el sentido de que siempre han dicho esto, y otras son atentistas [sic] en el sentido de que no entran en el detalle de las cuestiones que son actualmente el objeto de las discusiones y de las cuales todavía debemos hablar».


Actualización Jun-30-2016 (15:24 UTC): De la información que trae La Croix, también basada en el reporte de I.Media, se puede agregar:

El comunicado de la fraternidad tradicionalista, todavía juzga con prudencia Monseñor Pozzo, «no es un acto negativo, pero no anuncia una solución inminente para los problemas en curso». En todo caso, añade, no es «absolutamente una puerta cerrada».

Concerniente a los «errores» alentados por el Papa, Monseñor Pozzo asegura que sin duda se refieren a la exhortación apostólica Amoris Lætitia sobre la familia y, en particular, «al punto sobre los divorciados y vueltos a casar, cuya interpretación es bastante controversial». Las discusiones entre Roma y Ecône deben reanudarse después del verano.


Entradas Relacionadas: Comisión «Ecclesia Dei» no considera que haya un retroceso en el diálogo con la FSSPX/SSPX.