Sunday, June 26, 2016

Incidente diplomático entre Ankara y el Vaticano por uso de término “genocidio” por parte de Francisco


Hay que distinguir tres momentos posteriores a la primera mención del genocidio armenio por parte de Francisco y las iniciales aclaraciones del P. Lombardi. El primero ocurrió el Sábado, cuando el viceprimer ministro turco, Nurettin Canikli, críticó a Francisco por su denuncia pública al genocidio armenio y dijo que “todavía tiene huellas de mentalidad cruzada”.

En un segundo momento el P. Lombardi respondió: “El Papa no está en ninguna cruzada”.

Y en un tercer momento el término “genocidio” reapareció en la Declaración Conjunta, firmada por Francisco y Karekin II el Domingo en la mañana (todavía sin traducción al español)

Aquí dos despachos en español de dos agencias noticiosas que contienen los tres puntos destacados. El primero es de agencia Notimex, Jun-25-2016.

El viceprimer ministro turco, Nurettin Canikli, lanzó críticas al Papa por su denuncia pública al genocidio armenio y aseguró que Francisco “todavía tiene huellas de mentalidad cruzada”.

“Antes que nada, es una lástima que el Papa haya hecho tales observaciones”, indicó el funcionario de Ankara en declaraciones a la prensa y sostuvo que los dichos del pontífice “no tienen ninguna relación con la verdad histórica”.

“Las actividades del Papa y el papado todavía tienen huellas de la mentalidad cruzada. Los suyos no son comentarios imparciales, no tienen ninguna relación con la realidad”, estableció tras señalar que la verdad sobre “el llamado ‘genocidio’ es bien conocida por todos, incluidos los armenios”.

Todo esto después que Jorge Mario Bergoglio utilizó la palabra genocidio en su discurso del viernes último ante autoridades políticas y diplomáticas en el Palacio Presidencial de esta ciudad, en su primer día de gira apostólica por Armenia.

El término no estaba incluido en el discurso original y fue improvisado por el líder católico, quien comparó la matanza de 1.5 millones de armenios a manos de las fuerzas otomanas (1915-1922) con los otros dos grandes genocidios del siglo pasado, el holocausto y la masacre comunista.

Un día después, la mañana de este sábado 25, el Papa visitó el memorial del genocidio armenio y clamó porque nunca más se vuelva a repetir una tragedia como esa, en la frase que escribió en el libro de honor del lugar.

La reacción turca era previsible, ya que Ankara mantiene como una política de Estado la negación del genocidio, aunque reconoce la existencia de víctimas de ambos países en el contexto de la Primera Guerra Mundial.

Ya en abril de 2015, durante una misa en la Basílica de San Pedro, Francisco había hablado del “Metz Yeghérn” (el “gran mal” en armenio) desatando la ira del gobierno turco que, en un intento de represalia, retiró a su embajador acreditado ante la Santa Sede.

Pocos días después una nota de la embajada turca calificó las declaraciones de Francisco como “discutibles bajo todos los puntos de vista” y fruto de una “inaceptable instrumentalización política”.

Como en otras ocasiones y con diversos países, Turquía desplegó una estrategia diplomática para condicionar al Vaticano pero sólo logró que, tras los dichos del Papa, tanto el Parlamento Europeo como Alemania reconociesen oficialmente el genocidio armenio.

Así, en enero pasado y sin mucho clamor mediático, el embajador turco ante la Santa Sede retomó sus actividades y se normalizaron las relaciones bilaterales.

Por otra parte, el portavoz vaticano Federico Lombardi, reconoció que tras la ceremonia en San Pedro de 2015 “nacieron momentos difíciles”, pero aclaró que, actualmente, las relaciones entre la Santa Sede y Turquía “son buenas” y “no existen grandes motivos para que cambien”.

“Se habla de los errores del pasado no para reabrir los problemas y los conflictos, se expresan para poner las bases para una amistad entre los pueblos, para poner fin a los conflictos”, afirmó el sacerdote jesuita.

“El presidente de Armenia en su discurso se expresó muy bien sobre este argumento, también él mira hacia la paz, la amistad, y también usa el término del perdón, el Papa habla de construir el futuro del pueblo armenio de paz y de perdón”, agregó.

Insistió que el pensamiento principal de Francisco es la reconciliación y precisó que “si alguno busca otras explicaciones”, ese “no es un problema del Papa”.

En este despacho de agencia Reuters, Jun-26-2016, se incluyen las reacciones del P. Lombardi luego de las palabras del viceprimer ministro turco.

El Vaticano respondió el domingo los dichos de Turquía sobre que el papa Francisco tenía una "mentalidad de cruzado", después de que el pontífice usara la palabra 'genocidio' para describir la matanza de 1.5 millones de armenios hace un siglo.

"El Papa no está en ninguna cruzada. Él no está tratando de organizar guerras o construir muros, sino que quiere construir puentes", dijo a periodistas el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

"Él no ha dicho ninguna palabra contra el pueblo turco", agregó Lombardi.

En un acto con el presidente de Armenia, representantes del gobierno y diplomáticos, Francisco inició el viernes su discurso preparado usando la palabra ‘genocidio’, un calificativo que enfureció a Turquía cuando fue utilizado por el pontífice por primera vez hace un año.

El viceprimer ministro de Turquía, Nurettin Canikli, dijo el sábado que era "muy lamentable" que el Papa usara esa palabra y agregó que "por desgracia, es posible ver todas las reflexiones y las huellas de la mentalidad de los Cruzados en las acciones del papado y del Papa".

Una enfurecida Turquía respondió retirando a su embajador en el Vaticano, al que mantuvo alejado de sus funciones durante 10 meses.

La palabra ‘genocidio’ apareció de nuevo el domingo en una declaración conjunta firmada por el Papa y el jefe de la Iglesia Armenia, al final de la visita de Francisco.

Turquía acepta que muchos cristianos armenios que vivían en el Imperio Otomano murieron en los enfrentamientos con las fuerzas otomanas durante la Primera Guerra Mundial, pero discrepa en las cifras y niega que las muertes hayan sido orquestadas sistemáticamente y que constituyan un genocidio.

El domingo por la mañana, en el último evento importante de su viaje de tres días a Armenia, Francisco volvió a hacer referencia a la matanza, al rendir homenaje a "las muchas víctimas del odio que sufrieron y dieron su vida por la fe".


Entradas Relacionadas: Turquía llamará al embajador ante la Santa Sede tras calificar el Papa de “genocidio” la persecución a los armenios.