Friday, June 17, 2016

Francisco: “Mayoría de matrimonios sacramentales son nulos”.

Una nueva declaración inquietante, por decir lo menos, ha hecho Francisco ayer durante la apertura del congreso eclesial de la diócesis de Roma cuando, respondiendo a la última de las tres preguntas formuladas por un sacerdote y dos catequistas, ha dicho que “una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos”, contrario a lo que se nos ha enseñado de que el matrimonio se presume válido mientras no se pruebe lo contrario.


La maquinaria vaticana se ha puesto en marcha para retraducir las palabras del pontífice, y en la versión que aparece hoy en italiano en el sitio de la Santa Sede (aún sin traducción en español), como en la edición diaria en italiano del periódico L'Osservatore Romano (imágen izquierda), se lee: “una parte de nuestros matrimonios sacramentales son nulos” (“una parte dei nostri matrimoni sacramentali sono nulli”). En el video inmediatamente inferior, proveniente del canal de cable de los obispos italianos, se puede oir la versión completa en italiano.




Aciprensa, difícilmente un medio sospechoso de antibergoglianismo, en la tarde de ayer ha reportado, citando correctamente y entre comillas, la expresión del Papa. También ellos insertan un video con subtítulos en español, pero para que no nos digan sesgados no lo incrustamos aquí porque tiene ediciones.

VATICANO, 16 Jun. 16 / 05:28 pm (ACI).- “Una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos”, señaló este jueves el Papa Francisco durante la apertura de un congreso diocesano en Roma (Italia), donde denunció que la “cultura de lo provisorio” está dañando la vida matrimonial, y enfatizó la importancia que se debe dar a la preparación de los novios.

El Santo Padre respondió de esta manera a la pregunta de un laico que se refirió a la crisis matrimonial.

“Vivimos también una cultura de lo provisorio”, advirtió Francisco, quien señaló que este es un fenómeno que no solo afecta la vocación al matrimonio, sino también a la vida sacerdotal y religiosa.

“A un obispo le he oído decir hace unos meses que se presentó un joven que ha terminado los estudios universitarios y que ha dicho ‘yo quiero ser sacerdote, pero solo por diez años’. ¡Es la cultura de lo provisorio! Y esto sucede en todos lados, también en la vida sacerdotal, en la vida religiosa. Lo provisorio”, señaló.

“Y por esto una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos. Porque ellos (los novios) dicen ‘sí, para toda la vida’, pero no saben qué cosa dicen, porque tienen otra cultura”, advirtió.

El Papa recordó que una vez en Buenos Aires (Argentina), una señora “me reprendió: ‘pero ustedes sacerdotes son despiertos, porque para ser sacerdote estudian ocho años. Después, si las cosas no van, el sacerdote encuentra una joven que le gusta y comienzan a… y al final le dan la licencia para casarse y hacer una familia”.

“’Los laicos –continuó la señora- que debemos hacer el sacramento para toda la vida, e indisoluble, a nosotros los laicos nos dan cuatro conferencias, y esto para toda la vida’. Para mí uno de los problemas es la preparación al matrimonio”, indicó el Pontífice.

Sin embargo, señaló que otro problema es que al matrimonio se lo ha ligado “al hecho social”.

“Recuerdo que he llamado aquí en Italia, el año pasado. He llamado a un joven que he conocido hace tiempo en Ciampino y se casaba. Le he llamado ‘me ha dicho tu mamá que te casarás el próximo mes’, ‘sí, sí, sí,’, ‘¿pero dónde lo harán?’; ‘no lo sabemos –respondió el muchacho- porque estamos buscando la iglesia que se adapte al vestido de mi novia y después debemos hacer tantas cosas, los recuerdos y después buscar un restaurante que no sea lejos’”.

“¡Estas son las preocupaciones!”, lamentó el Papa. El matrimonio ligado a “un hecho social, pero ¿cómo cambiar esto?, no lo sé”, expresó.

Luego, el Pontífice reiteró su consejo a los jóvenes de no casarse solo porque la novia salió embarazada. “Viene el niño, entonces hagamos el matrimonio”, criticó.

Francisco dijo que esto no se debe hacer “porque tal vez no son libres”. Indicó que es mejor esperar, pues “he visto parejas que luego de dos o tres años se han casado y yo los he visto entrar a la iglesia: papá, mamá, con el niño de la mano, pero sabían bien lo que hacían”.

“La crisis del matrimonio es porque no se sabe qué cosa es el sacramento, la belleza del sacramento. No se sabe que es indisoluble, no se sabe que es para toda la vida”, señaló.


Entradas Relacionadas: Aclaración de P. Lombardi en relación a palabras de Francisco sobre nulidad de la mayoría de matrimonios sacramentales reportadas en forma diferente por la Oficina de Prensa. Francisco contesta tres preguntas en la apertura del Congreso Eclesial de la Diócesis de Roma, publicado texto en español.