Thursday, April 07, 2016

El cardenal Brandmüller Recuerda al Papa que la Enseñanza Moral Católica no Puede ser Cambiada

Artículo de The Wanderer, Abr-07-2016. Traducción de Secretum Meum Mihi.

El cardenal Brandmüller Recuerda al Papa que la Enseñanza Moral Católica no Puede ser Cambiada

Maike Hickson

Abril 6, 2016


Walter Brandmüller, un retirado cardenal curial de Alemania, publicó hoy, 6 de abril en la página web católica austriaca Kath.net una declaración fuerte (http://www.kath.net/news/54713) en preparación para la próxima Exhortación Apostólica del Papa Francisco. Él deja claro que el Papa está obligado por los Dogmas de la Iglesia, que también se encuentran en el Catecismo de la Iglesia.

Dice el cardenal: “Es la enseñanza magisterial de la Iglesia (Dogma) que un matrimonio válidamente contraído y consumado no puede ser disuelto por ningún poder del mundo, tampoco por la Iglesia misma”. Brandmüller recuerda a los lectores que esta enseñanza ha sido reafirmada tanto por la Exhortación Apostólica Familiaris Consortio (1981) del Papa Juan Pablo II y por el Catecismo de la Iglesia Católica (1997).

Brandmüller dice claramente que el “quien, a pesar de un vínculo matrimonial existente, entra después de un divorcio en una nueva unión civil, comete adulterio”, y que —siempre y cuando esa persona “no está dispuesta a poner fin a esta situación”— “no puede recibir ni la absolución en la Confesión ni la Eucaristía (Santa Comunión)”. Cualquier otro camino, insiste el cardenal, estaría “ligado al fracaso” debido a “su inherente falta de veracidad”. Continúa: “Esto es válido también con respecto al intento de integrar en la Iglesia a aquellos que viven en un invalido ‘segundo matrimonio’ al admitirlos en las funciones litúrgicas, catequéticas y otras“. Este camino, en su parecer, llevaría a “conflictos”, “vergüenzas”, y un “socavamiento de la proclamación sagrada de la Iglesia”,

El cardenal continúa diciendo que tales nuevos intentos de propuestas “se autorrevelan como intentos —con la ayuda de las ‘tácticas salami’— para finalmente admitir a estas parejas a los Sacramentos”. Añade: “La ‘salida’, con el fin de permitir excepciones, es un impasse. Lo que es fundamentalmente imposible por razones de fe, también es imposible en el caso individual”.

El cardenal alemán concluye su declaración con la importante frase: “El documento postsinodal, Amoris Laetitia, en consecuencia, debe interpretarse a la luz de los principios anteriormente presentado, especialmente porque una contradicción entre un documento papal y el Catecismo de la Iglesia Católica no sería imaginable”.