Thursday, March 17, 2016

Exhortación apostólica postsinodal será publicada en Abril

No sabemos exactamente por qué hay que hacer la aclaración, cuando fue el propio Francisco quien lo dio a entender en la rueda de prensa que concedió durante el vuelo que de México lo llevó a Roma, luego de su viaje apostólico de Febrero pasado. Lo que inferimos es que la confusión viene a raíz de las recientes afirmaciones del card. Walter Kasper, las cuales darían a entender que sería el próximo Sábado, Mar-19-2016, la fecha de su publicación; cuando en realidad esa será la fecha en que el Pontífice firme el documento.

En todo caso, la agencia AFP, Mar-17-2016, emite un despacho en el que comienza haciendo la aclaración, citando fuentes vaticanas no identificadas.

El papa Francisco firmará este sábado, aniversario de su entronización, el documento con las esperadas conclusiones de los dos sínodos sobre la familia, que se harán públicos en abril, informaron fuentes del Vaticano.

Tras dos ciclos de consultas y dos tensos sínodos en octubre de 2014 y octubre de 2015, las conclusiones que más expectación levantan son las que conciernen al acceso a los sacramentos por parte de divorciados casados por lo civil en segundas nupcias, y sobre la postura de la Iglesia hacia las parejas en unión libre y las parejas homosexuales.

La elección de publicar esta "exhortación post-sinodal" en abril, más allá del tiempo que entraña traducir a varias lenguas el voluminoso documento, se debe a una voluntad de no perturbar las fiestas de Pascua.

El contenido del texto ha puesto en alerta tanto a progresistas como a conservadores, y forzosamente provocará más de un disgusto, dadas las altas expectativas y aprehensiones que ha generado.

El cardenal y teólogo alemán Walter Kasper, allegado del papa y "bestia negra" de los conservadores, cree que la exhortación marcará una "nueva página", según el diario Il Tirreno. "Francisco se expresará definitivamente", en particular "sobre la participación de los fieles divorciados y vueltos a casar en la vida activa de la comunidad católica".

Hace un mes, el pontífice ya dio algunas pistas, indicando que insistiría sobre "la integración en la vida de la Iglesia de las familias heridas, de las familias de casados en segundas nupcias" y sobre "la preparación al matrimonio", para reducir los matrimonios nulos.

Menos abierto se mostró con darles acceso a la comunión: "todas las puertas están abiertas pero no se puede decir: a partir de ahora pueden comulgar", advirtió