Wednesday, March 16, 2016

Arquidiócesis de Medellín, Colombia, reacciona ante denuncias sobre la moralidad de uno de sus clérigos

Bueno, así como reaccionar, lo que se dice reaccionar, no; digamos que rompió el mutismo. Nos referimos a una larga entrevista radial que concedió ayer un hombre que se decía pareja sentimental de un párroco de esa arquidiócesis por más de 20 años y ahora busca una división equitativa de los bienes de la sociedad conyugal de hecho que alegadamante construyeron en dicho tiempo.

La reacción es un escueto comunicado que publica el sitio de internet de la misma estación radial en la cual el quejoso concedió la entrevista.

Información de W Radio Colombia, Mar-16-2016. Copiamos la parte correspondiente al comunicado.

Comunicado

La Arquidiócesis de Medellín, ante las declaraciones dadas en el día de hoy, 15 de marzo de 2016, en la emisora W Radio, por parte del señor Julio César Cardona López, sobre sus vínculos con el sacerdote José Elías Lopera Cárdenas, hace saber lo siguiente:

1. La Iglesia Católica lamenta y reprueba no sólo las conductas punibles sino también los actos inmorales de los sacerdotes, que ofenden a Dios y atentan contra los fieles; una vez los comprueba, aplica en el fuero eclesiástico las penas establecidas por la normativa canónica.

2. Frente a las declaraciones del señor Cardona sobre el padre Lopera, la Curia Arquidiocesana ha recibido versiones distintas de ambas partes.

3. La Arquidiócesis de Medellín tiene conocimiento que las partes han acudido a las instancias civiles competentes para recibir, investigar y juzgar estos hechos.

4. La Arquidiócesis de Medellín siempre ha estado dispuesta a colaborar con las autoridades judiciales, confiando en que éstas esclarezcan la verdad y hagan justicia.

5. Cuando a la Curia Arquidiocesana llegan personas con acusaciones en materia civil contra los sacerdotes, se las orienta sobre el derecho y el deber que tienen a presentarlas ante la autoridad competente.

6. Es de conocimiento general que, frente a toda conducta punible, cada sacerdote, como todo ciudadano, responde por sus actos y las consecuencias de los mismos.

7. La Arquidiócesis de Medellín, después de las mencionadas declaraciones, desearía que no se desconociera el ministerio abnegado de tantos sacerdotes, así como la valiosa obra evangelizadora y social de la Iglesia.