Saturday, February 06, 2016

Víctima de abuso se toma licencia de comisión vaticana

Información de agencia AP, Feb-06-2016.

Los esfuerzos del papa Francisco por demostrar su intransigencia en materia de abusos sexuales cometidos por clérigos sufrieron un revés ante el anuncio de que un conocido sobreviviente de los abusos se tomó licencia de la comisión asesora pontificia.

El británico Peter Saunders, quien aboga por los sobrevivientes, había criticado la lentitud de la Santa Sede para tomar medidas de protección a los niños y de castigo a los obispos que encubrieron a curas pedófilos. El Vaticano dijo que en una reunión de la comisión el sábado, "se resolvió que el señor Peter Saunders se tome licencia para estudiar la mejor manera de apoyar el trabajo de la comisión".

Con su partida, queda una sola sobreviviente de abuso, Marie Collins, en la comisión creada en 2013 para asesorar al Vaticano sobre cómo proteger a los niños, educar a los empleados de las iglesias y párrocos en relación al abuso, y dejar fuera del sacerdocio a los pedófilos.

La comisión lentamente despegaba, pero el año pasado dio un gran paso cuando de forma exitosa propuso que el Vaticano creara un tribunal interno para conocer en los casos de arzobispos acusados de no proteger a sus feligreses.

La falta de responsabilidad de los arzobispos ha provocado años de críticas de las víctimas de abuso, grupos de defensa y otros, por la falta de medidas del Vaticano para castigar o quitar a la fuerza a los arzobispos quienes trasladaban a sacerdotes pedófilos de parroquia en parroquia, en donde volvían a violar, en lugar de denunciarlos a la policía o expulsarlos del ministerio.

Desde que el pontífice acordó crear la comisión, el Vaticano no ha proporcionado información sobre los avances del trabajo del tribunal.

En general la comisión, y Saunders en particular, han criticado la decisión de Francisco de designar a un arzobispo chileno a pesar de las acusaciones de sobrevivientes de abuso de que encubrió a uno de los pedófilos más notorios del país. El arzobispo negó la acusación y Francisco se mantuvo firme en la decisión.

La comisión ha insistido que su misión no es intervenir en casos individuales, sino elaborar normas para la Iglesia.