Monday, February 29, 2016

L'Osservatore Romano cataloga “Spotlight” como película no anticatólica. ¿Y si eso fuera en 2002?


Información de agencia EFE, Feb-29-2016.

CIUDAD DEL VATICANO.- El filme "Spotlight", ganador del Óscar a la mejor película, es "emocionante" y "no es anticatólico" porque "da voz al horror y al dolor profundo de los fieles", según el diario vaticano "L'Osservatore romano".

En un artículo firmado por Lucetta Scaraffia tras conocerse el galardón concedido al filme que narra la investigación periodística que destapó abusos sexuales a menores en la iglesia católica de Boston (EEUU), el diario vaticano lamenta sin embargo que no se mencione la "lucha larga y tenaz" del papa Benedicto XVI en ese ámbito.

"Es verdad, en la narración no se da espacio a la lucha larga y tenaz que Joseph Ratzinger, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y como papa, emprendió contra la pedofilia en la Iglesia", se agrega en alusión al papa emérito.

"Pero en un filme no se puede decir todo y las dificultades con las que se encontró Ratzinger no hacen más que confirmar la tesis del filme, y es que demasiado a menudo las instituciones eclesiásticas no han sabido reaccionar con la necesaria determinación frente a estos crímenes", se lee en el diario vaticano.

"La pedofilia no se deriva necesariamente del voto de castidad", añade el artículo, donde se destaca que el filme consigue reflejar la preocupación de "demasiados" en la Iglesia por la imagen de la institución y "no por la gravedad del acto".

"El hecho de que en la ceremonia de los Oscar se haya dado un llamamiento al papa Francisco para que combata este flagelo debe verse como una señal positiva", valora el diario de la Santa Sede.

"Hay confianza en un papa que está continuando con la limpieza comenzada por su predecesor ya como cardenal", se añade.

"Spotlight", obra del director Tom McCarthy, protagonizada por Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams, logró ayer en Hollywood el Óscar a la mejor película y al mejor guión original.

Eso es lo que dice hoy el periódico semioficial del Vaticano, porque en 2002, en el climax del escándalo de acusaciones contra sacerdotes católicos por casos de pederastia, el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, es decir, el directo responsable de investigar las denuncias, decía:

-Cardenal Ratzinger: También en la Iglesia los sacerdotes son pecadores, pero estoy personalmente convencido de que la permanente presencia de pecados de sacerdotes católicos en la prensa, sobre todo en Estados Unidos, es una campaña construida, pues el porcentaje de estos delitos entre sacerdotes no es más elevado que en otras categorías, o quizá es más bajo. En Estados Unidos vemos continuamente noticias sobre este tema, pero menos del 1% de los sacerdotes son culpables de actos de este tipo. La permanente presencia de estas noticias no corresponde a la objetividad de la información ni a la objetividad estadística de los hechos. Por tanto, se llega a la conclusión de que es querida, manipulada, que se quiere desacreditar a la Iglesia. Es una conclusión muy lógica y fundada.[Fuente: Zenit, Dic-02-2002].