Friday, February 26, 2016

De cómo un homosexual tico fue padrino de bautismo


Acto primero: Intentar fungir de padrino del bautizo de la hija de su prima, a pesar de vivir “una homosexualidad abierta”, como lo dijo el protagonista, de nombre Jeffry Ulate, al sacerdote Sixto Varela de la parroquia de San Joaquín de Flores, en la diócesis de Alajuela, Costa Rica (fuente: La Nación, Feb-10-2016).

Acto segundo: Ante la natural negativa del sacerdote, ir al obispo, en este caso Mons. Ángel San Casimiro, y decir que el sacerdote lo estaba discriminando por homosexual. Obviamente por eso, pero por no cumplir los requisitos de ser un cristiano de testimonio que pueda garantizar una educación católica a su ahijada. Pero eso no importa, al lobby homosexual lo que le interesa es hacer énfasis en lo de la presunta discriminación por homosexualidad, además basados en la jurisprudencia quién es el sacerdote para juzgarme (fuente: La Nación).

Acto tres: Al obispo obviamente le interesa entrar en la onda de la Iglesia de la ternura, Iglesia misericordina, pero sobre todo, que la cosa no la agranden los medios de comunicación. Por lo tanto, obligar al sacerdote que actuó correctamente a actuar en contrario.

Acto cuatro: Bautismo consumado, homosexual canta satisfecho la victoria. Sacerdote insiste en su versión, sin decir que fue forzado por su superior. Obispo insiste en la suya, sin decir que abusó de su autoridad, obligó y forzó al sacerdote a actuar contra la ley (fuentes: La Nación, La Prensa Libre).

Este un video de Canal Seis en donde se sintetiza la historia, y en donde se aprecia las versiones contradictorias del Obispo y el sacerdote.


video

¡Menos mal que la ley suprema de la Iglesia es la salvación de las almas y no la de salvar las apariencias ni acallar los medios de comunicación!