Wednesday, January 06, 2016

De la “Iglesia autóctona” a la “Iglesia con rostro amazónico”, ¿preparados para los clérigos casados?

Recientemente afirmaba Sandro Magister que el tema del próximo sínodo ya estaba en carpeta, y era el de los sacerdotes casados, y a una alusión al caso de la diócesis mexicana de San Cristóbal de las Casas, sobre la cual en otras ocasiones hemos dicho que faltará cualquier cosa menos diáconos, tuvo una interpelación de Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, actual obispo de dicha diócesis.

Podrían sumarle otro ingrediente al, por ahora, discreto apoyo que Francisco ha dado a la idea aquella de los clérigos casados, como es el que en su próximo viaje a México, visitará la tumba de Mons. Samuel Ruiz García, antiguo obispo de San Cristóbal de las Casas, y creador de todo ese berenjenal de la “Iglesia autóctona”. Así lo reporta este cable de agencia Notimex, Ene-06-2015, y fechado en la Ciudad del Vaticano, por lo que se infiere que la información proviene del corresponsal de esa agencia allí, Andrés Beltramo.

Ciudad del Vaticano, 6 Ene (Notimex).­ El Papa Francisco visitará la tumba del polémico obispo de San Cristóbal de las Casas y conocido defensor de los pueblos indígenas, Samuel Ruiz García, durante su visita de febrero próximo a Chiapas, en el sur de México.

Como parte de las actividades de la agenda de Francisco en esa entidad, el lunes 15 de febrero recorrerá la catedral de San Cristóbal, donde se encuentran los restos del clérigo, fallecido en 2011 y acusado en su momento de vínculos con la guerrilla del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

El religioso guió la diócesis entre 1959 y el año 2000. Durante años el Vaticano vigiló especialmente su actuar y realizó investigaciones sobre su proyecto diocesano, en el temor de que promoviese una “Iglesia autónoma” separada de Roma.

Francisco llegará a San Cristóbal la mañana del 15 de febrero procedente de la Ciudad de México y con una parada en Tuxtla Gutiérrez. Si la neblina lo permite su traslado entre ambas ciudades será en helicóptero, sino por vía terrestre.

La celebración más importante que tendrá en San Cristóbal será una misa con miembros de diversas etnias de México y de otros países de Centroamérica, durante la cual se rezará en lenguas indígenas. También él dirá unas palabras en alguno de esos idiomas.

Después del mediodía compartirá la comida con ocho indígenas y visitará en privado la catedral, donde podrá rezar ante la tumba de Samuel.

Durante su viaje apostólico a México, previsto del 12 al 18 de febrero próximo, Jorge Mario Bergoglio tendrá otros detalles. Entre otras cosas regalará una corona a la imagen de la Virgen de Guadalupe la tarde del sábado 13.

Ese día el Papa se trasladará en papamóvil hasta el atrio de la Basílica guadalupana, donde llegará poco antes de las 17:00 horas locales y se dirigirá al antiguo templo expiatorio de Cristo Rey, donde se revestirá.


Desde allí irá en procesión, acompañado por cardenales, obispos y sacerdotes de todo el país, hasta la nueva basílica donde celebrará la misa y al final podrá admirar de cerca la imagen de la Virgen en el camarín posterior, donde rezará un momento.

Después de la ceremonia volverá en papamóvil a la nunciatura apostólica de la Ciudad de México. La distancia entre esa legación diplomática y el templo es de 16 kilómetros, por lo tanto esa tarde cubrirá 32 kilómetros en los cuales saludará a la gente dispuesta en las vallas.

En estos días el Papa se está preparando para la visita a México, trabaja en los discursos y mensajes que dará a lo largo de su estancia y los mexicanos se preparan para acompañarlo con presencia también en el Vaticano.

Por eso se han visto muchas banderas tricolores en los actos papales de esta temporada decembrina. Incluso el 31 de diciembre en la Plaza de San Pedro, después de la tradicional visita de Francisco al nacimiento monumental de ese lugar.

En un video difundido en internet se puede ver el momento en el cual el Papa bromeó con un mexicano que le anticipó la buena recepción que tendrá en su país: “¿Con tequila o sin tequila?”, le respondió el líder católico, desatando la risa de los presentes.

Bergoglio prepara también algunas sorpresas, ya que todavía quedan varios tiempos muertos en el calendario de su estancia mexicana. Uno de ellos, importante, está previsto para la tarde-noche del domingo 14 de febrero.

Originalmente ese día estaba previsto un encuentro con el mundo de la cultura en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, pero en diciembre el Papa comunicó que prefería dejar libre ese momento y se canceló la reunión.

Ya lo anticipó el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, en una entrevista a Notimex: “¿Si habrá sorpresas? ¡Gracias a Dios, claro! La belleza de este Papa son sus sorpresas”.

Como dijimos, el sólo hecho de la propuesta visita a la tumba de Ruiz García, podría interpretarse como un apoyo a la idea de los clérigos casados.

En el pasado, cuando el obispo de Xingu, Brasil, Erwin Kräutler, estaba ayudando a escribir la encíclica ecológica, afirmó que en una de sus audiencias con Francisco el tema de los sacerdotes casados surgió, en ella “el Papa estaba con la mente abierta” al tema y citó como ejemplo el caso de “una diócesis en México”, aludiendo a la de San Cristóbal de las Casas. Las afirmaciones de Mons. Kräutler nunca fueron desmentidas.

En otra ocasión fue el propio Papa el que directamente dijo a un sacerdote retirado y ahora casado, que asistía a una de sus Misas en la Casa Santa Marta, que el tema de los sacerdotes casados estaba presente en su agenda.

El experimento —de ordenar sacerdotes casados— bien podría comenzar en el Amazonas, en donde se alega falta de sacerdotes, lo que el cardenal Hummes, presidente de la Comisión para la Amazonía de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), llama, ya no “Iglesia autóctona”, como la llamaba Ruiz García, sino “Iglesia con rostro amazónico”.


Entradas Relacionadas: Mons. Felipe Arizmendi, obispo de San Cristobal de las Casas, México, desmiente que Francisco tenga proyectos de sacerdocio casado.