Thursday, July 02, 2015

Después de China el acercamiento es con Vietnam


Información de Vietnamplus, Jul-02-2015.

Vietnam y Vaticano miran a vínculos más profundos
02/07/2015

Vietnam y el Vaticano acordaron mantener los contactos frecuentes entre líderes de ambas partes y acelerar los preparativos de las condiciones necesarias para el establecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales.

Tal compromiso fue logrado durante un encuentro este miércoles en Roma entre el presidente del Frente de la Patria de Vietnam (FPV), Nguyen Thien Nhan, y el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin.

Ambas partes se manifestaron satisfechos ante el desarrollo de los vínculos bilaterales, fortalecidos por las visitas de altos dirigentes del Partido y el Estado de Vietnam al Vaticano.

Thien Nhan afirmó que el Frente de la Patria, organización representativa del derecho y los intereses legítimos de los pobladores, entre ellos los creyentes religiosos, aprecia los aportes de más de seis millones de seguidores católicos al progreso nacional.

Aseguró que como respuesta a un reciente mensaje del Papa Francisco sobre la conservación ambiental, el FPV cooperará con el Consejo Episcopal de Vietnam para estimular la participación de los fieles en esas actividades que también constituyen temas importantes en la política del Partido Comunista y el Estado.

Pietro Parolin enalteció el avance robusto y rápido de las relaciones bilaterales y valoró altamente el papel de la institución de masas en la protección de los derechos de la ciudadanía, incluida la comunidad religiosa.

Ya saben Uds. que un proceso similar se está cumpliendo con China, al punto de especularse un viaje de Francisco a ese país.

Chur, Suiza, tiene vicario episcopal para los tradis

Lo leemos en Cath.ch, Jul-01-2015.

Chur, 01.07.2015 (cath.ch-apic) El obispo de Chur, Mons. Vitus Huonder ha designado, el 30 de junio de 2015, un vicario episcopal para la forma extraordinaria del rito romano. El Padre Martin Ramm, sacerdote de la fraternidad tradicionalista de San Pedro, ocupará esta función.

Instrumentum Laboris en español

Presentado hace dos semanas solamete en italiano, ahora está disponible en otras lenguas, entre ellas el español. Nos referimos al Instrumentum Laboris del Sínodo sobre la Familia que se realizará en Octubre próximo. El pasaje con la impronta Kasper:

El camino penitencial

122. (52) Se reflexionó sobre la posibilidad de que los divorciados y vueltos a casar accediesen a los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía. Varios Padres sinodales insistieron en favor de la disciplina actual, en virtud de la relación constitutiva entre la participación en la Eucaristía y la comunión con la Iglesia y su enseñanza sobre el matrimonio indisoluble. Otros se expresaron en favor de una acogida no generalizada a la mesa eucarística, en algunas situaciones particulares y con condiciones bien precisas, sobre todo cuando se trata de casos irreversibles y vinculados a obligaciones morales para con los hijos, quienes terminarían por padecer injustos sufrimientos. El eventual acceso a los sacramentos debería ir precedido de un camino penitencial bajo la responsabilidad del Obispo diocesano. Todavía es necesario profundizar la cuestión, teniendo bien presente la distinción entre situación objetiva de pecado y circunstancias atenuantes, dado que «la imputabilidad y la responsabilidad de una acción pueden quedar disminuidas e incluso suprimidas» a causa de diversos «factores psíquicos o sociales» (CCC, 1735).

123. Para afrontar la temática apenas citada, existe un común acuerdo sobre la hipótesis de un itinerario de reconciliación o camino penitencial, bajo la autoridad del Obispo, para los fieles divorciados vueltos a casar civilmente, que se encuentran en situación de convivencia irreversible. En referencia a la Familiaris Consortio 84, se sugiere un itinerario de toma de conciencia del fracaso y de las heridas que este ha producido, con arrepentimiento, verificación de una posible nulidad del matrimonio, compromiso a la comunión espiritual y decisión de vivir en continencia.

Otros, por camino penitencial entienden un proceso de clarificación y de nueva orientación después del fracaso vivido, acompañado por un presbítero elegido para ello. Este proceso debería llevar al interesado a un juicio honesto sobre la propia condición, en la cual el presbítero pueda madurar su valoración para usar la potestad de unir y de desatar de modo adecuado a la situación.

En orden a la profundización acerca de la situación objetiva de pecado y la imputabilidad moral, algunos sugieren tomar en consideración la Carta a los Obispos de la Iglesia Católica sobre la recepción de la Comunión eucarística por parte de fieles divorciados vueltos a casar de la Congregación para la Doctrina de la Fe (14 de septiembre de 1994) y la Declaración sobre la admisibilidad a la santa Comunión de los divorciados vueltos a casar del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos (24 de junio de 2000).

Ya Uds. saben que el tal “camino penitencial” existe de facto, inclusive sin ninguna penitencia ni arrepentimiento. El caso más notable es el de una mujer de Santa Fe en Argentina, de nombre Jacqueline Lisboa, en convivencia con un hombre previamente casado, quien envió una carta a Francisco y tiempo después recibó una llamada telefónica del propio Francisco autorizándola a recibir la Sagrada Comunión (ver aquí). Eso sí, “hay que evitar deducir de esta circunstancia consecuencias relativas a la enseñanza de la Iglesia”, se apuró a decir el P. Federico Lombardi (ver aquí).

¿Y ahora qué podemos deducir?