Wednesday, December 23, 2015

Prisión domiciliaria para Mons. Vallejo Balda


Información de agencia AFP, Dic-23-2015.

La Justicia vaticana concedió la detención domiciliaria al cura español Lucio Vallejo Balda, acusado de divulgar documentos confidenciales sobre la malversación de fondos y el despilfarro en la Santa Sede, conocido como el escándalo Vatileaks 2, informó este miércoles la oficina de prensa del Vaticano.

El cura español, detenido en el Vaticano desde inicios de noviembre, fue trasladado de su celda en la Gendarmería a un "apartamento dentro del Vaticano, en el Convento de los Penitenciarios", precisó el padre Ciro Benedettini, adjunto de la oficina de prensa de la Santa Sede.

"No tiene derecho a salir del territorio del Vaticano", agregó Benedettini.

Vallejo Balda, del Opus Dei, está siendo juzgado por la Justicia vaticana junto con otras cuatro personas por filtración de documentos reservados y era el único que estaba detenido por orden judicial.

El proceso se abrió el 24 de noviembre y ha suscitado controversias debido a que juzga a dos periodistas italianos, además de la experta en relaciones públicas Francesca Chaouqui y el secretario de Vallejo Balda.

Los cinco fueron acusados de conspirar para filtrar documentos reservados a la prensa, lo que afecta "los intereses" de la Santa Sede, un delito que se castiga con penas de 4 a 8 años de cárcel.

Todos los acusados, entre ellos los periodistas italianos Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, autores de sendos libros sobre la corrupción en la curia romana, basados en correos, grabaciones, documentos, se enfrentan a penas de cárcel de hasta ocho años bajo la draconiana legislación contra las fugas promulgada por el Vaticano en 2013.

Sospechosa clave. La joven Chaouqui, de 34 años, centro del escándalo, ha sido acusada junto el religioso español y su ayudante, Nicola Maio, de filtrar documentos secretos a los que tenían acceso como miembros de una comisión especial nombrada en 2013 por Francisco para estudiar la reforma financiera de la Santa Sede.

A inicios de diciembre se supo que Vallejo Balda, de 53 años, confesó que filtró los documentos a petición de Chaoqui porque estaba perdidamente enamorado de ella y había sucumbido a sus avances sexuales.

El papa Francisco, en el avión en que regresaba de África el 30 de noviembre, aseguró a los periodistas que lo acompañaban que serán garantizados todos los derechos de la defensa a los acusados.

Se trata del segundo escándalo por fugas de documentos confidenciales en el Vaticano después del que se registró en el 2012 con Benedicto XVI, bautizado como Vatileaks.

No se excluye que el papa argentino Francisco, que inauguró el 8 de diciembre el jubileo de la misericordia, termine por conceder el perdón a los acusados al término del juicio.

Información de agencia EFE, Dic-23-2015.

La Santa Sede ha informado de que la Justicia vaticana ha concedido el arresto domiciliario al sacerdote español Lucio Vallejo Balda, imputado por la filtración de documentos financieros reservados de la Santa Sede.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha explicado que Vallejo se encuentra "en arresto domiciliario en un apartamento en el Vaticano", después de que haya abandonado "el edificio de la Gendarmería vaticana", donde se encontraba en prisión preventiva desde el pasado 1 de noviembre. "Su situación no cambia sustancialmente, permanece en el interior del Vaticano y a la espera del desarrollo del proceso judicial" por el que está imputado, ha añadido Lombardi.

El sacerdote español, que fue secretario de la extinta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA), estaba detenido en el Vaticano desde el pasado 1 de noviembre.

Está imputado junto con otras cuatro personas en el proceso que juzga el caso de filtración y publicación de información reservada, que ya se conoce como 'Vatileaks2', en referencia al juicio en 2012 contra el mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele.

Los otros acusados que se sientan en el banquillo son la italiana Francesca Chaouqui, los periodistas italianos Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, y el colaborador de la COSEA Nicola Maio.