Thursday, November 12, 2015

“¡Una menos!”, sacerdote francés estrella imágen de Jesús contra el suelo y escandaliza a sus parroquianos

No es del todo clara la información, y esperamos que no sea de los mismos creadores de...

Información de The Local, Nov-11-2015. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Sacerdote francés ‘tensionado’ rompe estatua de Jesús

Un sacerdote de un pueblo francés que rompió una estatua de Jesús en su iglesia ha culpado al “estrés y la fatiga” de su trabajo por el hecho, que conmocionó a su congregación.

La mayoría de las personas pueden relacionarlo con la sensación de estrés en el trabajo, pero el sacerdote de 55 años, Jean-Jacques Le Roy, puede haber llevado las cosas demasiado lejos cuando lanzó al piso una estatua de Cristo, gritando “¡una menos!” mientras lo hacía, según informes.

El incidente ocurrió el pasado Jueves, mientras que una comisión de arte sacro estaba de visita en la iglesia en Plestin-les-Greves, un pueblo de 3.600 habitantes en Bretaña.

El vicario general, Gerard Nicole, dijo que a Le Roy no le gustaba el estilo de la escultura, y el mismo sacerdote dijo que su acto no fue deliberado, y que él simplemente había empujado la estatua demasiado duro mientras se comprobaba si estaba correctamente fijada a una pared.

Sin embargo, medios de comunicación locales dijeron que él en 2014 había roto otra estatua religiosa frente a una pareja.

Le Roy citó al estrés de su trabajo como la causa del incidente. “En nuestro ministerio, somos llamados de todas direcciones; no hay muchos sacerdotes, hay una cierta fatiga, irritación, estrés. Todo se juntó en ese momento”, dijo a AFP.

Pidió disculpas a los presentes, pero su congregación escribió una carta al obispo para quejarse.

“Podemos entender que las personas estén sorprendidas”, dijo Nicole. “No descarto un momento de dificultad, de angustia”.

Nicole dice que Le Roy había sido convocado para explicarse ante el obispo local.

Sin embargo, no todo el mundo ve el arranque en forma negativa, con el periódico francés 20minutes que comenta: “He aquí hay un incidente en el mundo religioso que no es banal”.