Sunday, November 01, 2015

Tiempos misericordinos: Después del arzobispo de Rosario, ahora cae el de Zárate-Campana. ¿Prepárate Puerto Iguazú?


Y por lo que parece los de Clarín, sin proponérselo, estaban profetizando.

En episodios anteriores de esta novela dimos cuenta de la caída del anterior arzobispo de Rosario, Argentina, Mons. José Luis Mollaghan quien, después de una de esa que llaman “visitas fraternas” fue dizque promovido a un cargo en un organismo de la curia romana que para la época no existía (ver aquí y aquí).

Después se reseñó que en la mira estarían Puerto Iguazú y Zárate-Campana (ver aquí). El obispo de Puerto Iguazú, salió casi de inmediato a desmentir (aquí).

Pues bien, hoy le ha llegado la caída al obispo de Zárate-Campana, Mons. Oscar Sarlinga, quien durante la homilía de una Misa en la Basílica de Lujan, en el marco de una peregrinación diocesana a ese santuario, ha avisado que lo misericordiaron. Obviamente no con esas palabras, pero la cosa es evidente. Además hizo bastante énfasis en que fue él el que puso a disposición su cargo como obispo de esa Iglesia particular y pone de relieve su comunión con el Papa.

Esta es la información que al respecto se lee en el propio sitio de internet de la diócesis de Zárate-Campana, Nov-01-2015, donde además ofrecen el audio de la aludida homilía.



Despedida de Mons. Oscar Sarlinga en la basílica de Luján

El domingo 1 de noviembre se celebró la santa misa de cierre de la peregrinación del pueblo de Dios en Zárate – Campana rumbo a Luján, la celebración fue presidida por Mons. Oscar Sarlinga. Allí el Obispo anunció que ésa sería se última misa junto con la comunidad diocesana:

“Juntamente con las instancias de la Santa Sede hemos elegido éste día, (…) el de la peregrinación del pueblo de Dios a Luján, para decirles, con todo cariño, con toda paz, que es la última misa que celebro con la comunidad diocesana” El obispo destacó la importancia de la virgen en su vida, y como, gracias a ello, se eligió dicho día para dar éste anuncio.

“Ya hace varios meses que, juntamente con la puesta en disponibilidad de mi misión como obispo de Zárate – Campana, (…) he pedido al Papa Francisco un tiempo especial para hacer un tiempo de oración”

El obispo también destaco su cercanía y diálogo con el Papa Francisco. “Tengo que decir con toda justicia y de comunión que en el diálogo sucesivo con el Santo Padre Francisco, me ha expresado su comprensión y ha acogido mi petición. Petición que será hecha efectiva en los próximos días. Quiero este tiempo especialmente de preparación al año de la misericordia antes de asumir otra misión eclesial”

Luego, Mons. Oscar agradeció a los grupos de consejo, los grupos misioneros y todos los laicos que han hecho posible los trabajos de misionariedad en la iglesia diocesana. “Destaco la comunión con el Papa y la que me ha manifestado él, juntamente con la nunciatura apostolica, la ponderación con la que se ha elegido a mi sucesor, que conocerán pronto”

El obispo finalizó con un sentido agradecimiento: “los llevo en el corazón, sigo rezando con ustedes y por ustedes, espero que lo hagan por mí”

Como anotamos al comienzo, los de Clarín hasta ahora van acertando. ¿Acaso tenemos que decir: Prepárate Puerto Iguazú?


Entradas Relacionadas: Aceptación oficial de la Renuncia del obispo de Zárate-Campana y nombramiento del sucesor.