Tuesday, November 24, 2015

Primera audiencia del proceso por la divulgación de informaciones y documentos confidenciales


Información de V.I.S., Nov-24-2015.

Ciudad del Vaticano, 24 de noviembre de 2015 (Vis).- La Oficina de Prensa dela Santa Sede informa en un un comunicado de que esta mañana, a las 10:30 , en el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, ha tenido lugar la primera audiencia del juicio penal contra Mons. Lucio Ángel Vallejo Balda, Francesca Inmacolata Chaouqui, Nicola Maio, Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi, acusados de delitos relacionados con la divulgación de informaciones y documentos confidenciales.

Todos los acusados estaban presentes, acompañados por sus respectivos abogados: Emanuela Bellardini de Mons, Vallejo Balda, turno de oficio; Agnese Camilli de Francesca I. Chaouqui, turno de oficio; Rita Claudia Baffioni de Nicola Maio, turno de oficio; Lucía Musso de Emiliano Fittipaldi, propio; Roberto Palombi de Gianluigi Nuzzi, propio. No estaba presente sin embargo, el representante de la parte lesa, es decir la Santa Sede.

El Tribunal de Justicia estaba formada por Giuseppe Della Torre, como presidente, de los jueces Piero Antonio Bonnet y Paolo Papanti-Pelletier y por el juez adjunto Venerando Marano.

La Oficina del Promotor de Justicia estaba representada por el Promotor, Gian Piero Milano, y el promotor adjunto Roberto Zannotti.

Después de que el canciller diera lectura de los cargos , el presidente anunció que había remitido al presidente del Tribunal de Apelación la petición del nombramiento de otros dos abogados adicionales propios por parte de Nuzzi y de Mons. Vallejo Balda, para su eventual autorización.

A continuación se procedió a la escucha de dos excepciones preliminares por parte del abogado Bellardini sobre el calendario para la presentación de las pruebas de defensa, y - después de una declaración de Emiliano Fittipaldi - por parte del abogado Musso sobre la nulidad de la citación a juicio de su defendido por falta de precisión en los presuntos delitos.

El Promotor de Justicia, en la persona del profesor Zannotti, respondió a la segunda objeción, argumentando que no se pretende conculcar la libertad de prensa, pero que el acusado está llamado a responder de su conducta en la actividad llevada a cabo para conseguir las informaciones y los documentos publicados como está indicado en el cargo imputado.

El Tribunal, después de una reunión en cámara de consejo que duró cerca de tres cuartos de hora, rechazó las dos excepciones y convocó, el lunes 30 de noviembre a las 9:30, la próxima audiencia que comenzará con el interrogatorio de los acusados, empezando por Mons. Vallejo Balda al que seguirá Francesca I. Chaouqui, y sucesivamente los otros imputados. Se prevén varias audiencias durante esa semana.

La audiencia concluyó antes del mediodía.

Inmeditamante terminada esta primera audiencia, el periodista Gianluigi Nuzzi ha concedido una rueda de prensa en la Asociación de la Prensa Extranjera en Roma. Traducimos los apartes principales de una primera información que sobre ella publica La Presse.

“El proceso a los periodistas es una expresión de una Iglesia oscurantista que no tiene respuesta en el mensaje de revolución dulce que el Papa envía todos los días. Yo espero ser absuelto, no he cometido ningún delito. Yo sólo hice una investigación, no hay una palabra en contra de la fe o de la Iglesia”. Dijo el periodista Gianluigi Nuzzi, imputado por el Vaticano por su concurso en la difusión de información confidencial, durante una conferencia organizada en la sede de la Asociación de la Prensa Extranjera en Roma.

“De la vuelta a juicio supe sólo el sábado por la mañana a las 10:30. Me comunicaron el nombramiento de un defensor de oficio al que conocí esta mañana por primera vez. Esta mañana tuve la oportunidad de ojear algunas de las actas del proceso. En Italia tenemos una justicia diferente, yo más allá de si es lenta o rápida quisiera que la justicia tutelara el derecho a la defensa”.

“Se me prohibió tener copias del proceso ...Le solicité al Presidente de la corte de apelaciones poder nombrar como defensor a mi abogado, Caterina Malavenda. Me fue negado. Todo esto no me va a impedir asistir al proceso. Quiero ir y asistir porque yo no tengo miedo. Yo hice mi trabajo y yo desafío a cualquier periodista en el mundo, teniendo la posibilidad de ver miles de documentos a que no los publique. Un periodista cuando tiene una noticia la publica, si la mete al cajón hace un trabajo diferente”.

[...]