Thursday, November 19, 2015

“La Iglesia sostuvo siempre con firmeza que no se puede recibir la comunión si se es consciente que se está en estado de pecado mortal”

Una afirmación tal, que debería ser moneda corriente entre nuestros pastores, ya no es más tal, sin embargo, hay pocos pastores, muy contados, que tienen la valentía de reafirmarlo. En este caso se trata del card. Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, quien ha decidido responder a sus contradictores con ocasión de la publicación de su libro “Dios o Nada”. Las respuestas están contenidas en el próxima edición de L'Homme Nouveau, de las cuales Sandro Magister ofrece hoy un anticipo, que es de donde hemos copiado la frase para titular.