Monday, October 26, 2015

Sínodo: Si no hubiera sido por el Papa emérito, la catástrofe sería peor


Marco Ansaldo revela hoy en primera página de La Repubblica (el periódico predilecto de Francisco) que el resultado que hoy conocemos del Sínodo (se entiende sobre la Comunión para los divorciados vueltos a casar) fue gestado en los días previos a la votación del pasado Sábado en un almuerzo entre el Papa emérito, Benedicto XVI, y su antiguo alumno, el card. Cristoph Schönborn, en una visita de cortesía que este último rindió a su antiguo profesor en el monasterio Mater Eccclesiae, “encontrando un punto común entre reformistas y conservadores antes del voto final”. Anota Ansaldo que, aunque a la distancia, Benedicto XVI “siguió con atención las fases del debate”.