Thursday, October 29, 2015

Estado ateo chino permitirá a sus pobladores reproducirse “como conejos”

Perdonarán lo prosaico de la expresión, pero como ese es lenguaje que se impone ahora en los católicos, emulando a... en fin.

Se había rumorado hace cinco años, con su respectivo desmentido oficial (ver aquí), pero ahora se confirma: China acaba con la política forzada del hijo único.

Y para no entrar en inexactitudes, nos abstenemos de citar otra agencia noticiosa que no sea la oficial del estado ateo, totalitario Chino, a saber, Xinhua, en realidad un vulgar órgano propagandístico del partido comunista chino.

BEIJING, 29 oct (Xinhua) -- China permitirá que todas las parejas casadas tengan dos hijos, poniendo fin a su política del hijo único aplicada durante décadas, según un comunicado difundido hoy jueves por el Partido Comunista de China (PCCh).

El cambio de política pretende equilibrar el desarrollo demográfico y abordar el desafío de una población envejecida, de acuerdo con el documento emitido tras la V Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh celebrada entre el lunes y el jueves.

La propuesta debe recibir el visto bueno del máximo órgano legislativo antes de que se promulgue.

La política de planificación familiar de China se introdujo a finales de la década de los 70 del siglo pasado con el objetivo de frenar el incremento demográfico mediante la aplicación de un límite de un vástago para la mayoría de las parejas urbanas y de dos para las rurales en caso de que el primero fuera una niña. La política se relajó posteriormente, permitiendo que las parejas formadas por dos hijos únicos tuvieran un segundo descendiente.

La política del hijo único sufrió otro cambio en noviembre de 2013, tras la conclusión de la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh, adoptando su forma actual, según la cual, aquellas parejas en que uno de los dos cónyuges sea hijo único pueden tener dos hijos.

Como habrán observado, la benignidad maoista sólo alcanza para permitir tener dos hijos, pero igual, con semejante mentalidad podría decirse que ahora a los chinos se les permitirá reproducirse “como conejos”.

Seguimos preguntando lo mismo de hace cinco años: ¿Será que ahora los sacerdotes de la falsa iglesia china, Asociación Católica Patriótica, que hasta ahora defendían la política de un solo hijo, ahora van a cambiar de opinión y ponderar la nueva medida que va directamente en detrimento de la que les tocaba defender?