Thursday, September 03, 2015

Víctimas de exnuncio en República Dominicana continuarán buscando reparación


Información de agencia ANSA, Sep-03-2015.

CIUDAD DEL VATICANO, 3 (ANSA) - El juicio por abuso sexual contra el ex nuncio apostólico en República Dominicana Josef Wesolowski se cerró tras su muerte, el viernes, pero puede continuar a través de la demanda de indemnización de las víctimas en la capital del país caribeño.

Wesolowski fue hallado muerto en el lugar donde vivía, bajo la prohibición de abandonar la ciudad-Estado del Vaticano, y según la autopsia falleció de un paro cardíaco.

La sepultura del prelado polaco se realizará el sábado en Czorsztyn, sur del país, previa misa celebrada por el obispo auxiliar de Cracovia, monseñor Jan Szkodon, informó la agencia católica Kan. Algunos de los jóvenes que afirman haber sido víctimas del abuso sexual del ex nuncio presentaron el miércoles en la capital dominicana un pedido de indemnización ante la Fiscalía.

Según reportó la prensa del país caribeño, una de las víctimas aseguró a los periodistas que el Vaticano le ofreció un resarcimiento económico.

"Lo que queremos es que se haga justicia porque Wesolowski abusó de nosotros", dijo, en nombre de las otras víctimas.

El ex nuncio fue convocado hace dos años por el papa Francisco y reducido al estado laical por decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue arrestado en septiembre del años pasado durante dos meses y desde noviembre no podía salir de la ciudad vaticana, en espera del juicio.

Con la muerte, el juicio que debía comenzar el 11 de julio pero se postergó nunca alcanzó a realizarse.

La posibilidad que puede surgir ahora es que la justicia civil dominicana pueda demandar al Vaticano -o tal vez a los herederos de Wesolowski en Polonia para que respondan con sus bienes- en reclamo de una indemnización.

En República Dominicana y en Polonia el escándalo Wesolowski tuvo enorme repercusión cuando en 2013 una investigación periodística reveló que el prelado había pagado a menores de edad para tener sexo o filmarlos desnudos.

Cuando fue convocado a Roma, en las dos computadoras de Wesolowski había miles de fotos y filmaciones de pornografía infantil.

Tras la misa celebrada el viernes en el Vaticano por el limosnero del Papa, monseñor Konrad Krajewski, los restos de Wesolowski fueron trasladados a su país, donde el sábado serán sepultados.

El obispo Szkodon, que celebrará el sábado una misa, es el vice del cardenal arzobispo Stanislaw Dziwisz, ex secretario personal del papa Juan Pablo II.