Saturday, September 19, 2015

Patriarca Caldeo apela al Papa para resolver el tema de los sacerdotes que han abandonado sin permiso

No entendemos si exacta y concretamente se trata de los sacerdotes que han sido incardinados en la Eparquía estadounidense de San Pedro Apóstol, los cuales, después de muchas invitaciones y llamados, en Enero se vieron amenazados de excomunión si no regresaban de nuevo, dado que para el Patriarcado de Babilonia de los Caldeos ellos habían abandonado sin permiso de sus superiores (ver por ej., Los Angeles Times, Ene-11-2015). Podría tratarse también de otros, y no solamente los que acabamos de referir en Estados Unidos.

La información es que el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I Sako, ha apelado al Papa para que resuelva el problema de los sacerdotes que se han ido sin permiso.

Información de Baghdad Hope, Sep-18-2015. Traducción de Secretum Meum Mihi.

El sínodo de la iglesia caldea previsto en Ankawa, suburbio cristiano de Erbil, en el Kurdistan iraquí, que debería haberse desarrollado del 22 al 26 de septiembre, ha sido pospuesto en una fecha por determinarse.

La razón de del aplazamiento, como explica el sitio del Patriarcado, es el pedido de audiencia que el patriarca de la iglesia, Louis Raphael I Sako, ha dirigido al Papa Francisco para resolver el problema que se ha creado entre el patriarcado y la diócesis caldea de San Pedro Apóstol en el Oeste de los Estados Unidos.

La historia es larga, pero para sintetizarla basta recordar que la diócesis americana ha incardinado, en los años recientes, sacerdotes y monjes que, al parecer del Patriarcado, han abandonado Iraq sin el permiso de los obispos de las diócesis a la que pertenecen. A estos sacerdotes y monjes muchas veces se les ha hecho la invitación, convertida luego en orden, para que regresen a la madre patria.

Algunos, aunque no inmediatamente, lo han hecho. Otros no.

Durante meses, las dos partes se han enfrentado a golpes de artículos del Código de Derecho Canónico de las Iglesias orientales, pero lo que es cierto es que la actitud del obispo de la diócesis de América, Mar Sarhad Y. Jammo, que siempre se ha opuesto a las decisiones patriarcales haciendo también apelación a Roma, representa para el patriarcado un intento de socavar la unidad de la iglesia, y sobre todo de su autoridad y la del sínodo, que debe ser detenido.

Al costo de dirigirse directamente al Papa.