Tuesday, August 25, 2015

Comunicado de los obispos ghaneses tras conferencia provida

Fuente: Conferencia Episcopal de Ghana, Ago-10-2015. Traducción de Secretum Meum Mihi.


COMUNICADO EMITIDO AL FINAL DE LA CONFERENCIA PROVIDA EN ACCRA, GHANA (8 DE AGOSTO DE 2015)

Preámbulo

En respuesta a la creciente violación de la santidad y la dignidad de la vida humana y la continua cultura de la muerte en Ghana y en todo el mundo, y en línea con el llamado del Papa Francisco por la necesidad de sostener y apoyar el matrimonio y la vida familiar, la Conferencia Episcopal Católica de Ghana, los sacerdotes, los religiosos y laicos de la Iglesia católica en Ghana, convocaron una Conferencia Internacional Provida de dos días en Accra, del 7 al 8 de agosto de 2015, bajo el lema, “La Protección de la Vida y los Valores Familiares en la Continuada Cultura de la Muerte”.

La Conferencia reunió a participantes de todos los rincones de Ghana que discutieron una amplia gama de temas relacionados con las materias de la dignidad y la santidad de la vida humana y la defensa del matrimonio y la familia, presentados por acreditados oradores, líderes , abogados, activistas e investigadores provida y profamilia de Europa, América y África.

Declaración

Al final de esta Conferencia y basándonos en las discusiones y las presentaciones hechas en la Conferencia, por la presente declaramos que:

1. Todo ser humano es creado a imagen y semejanza de Dios (Gén 1: 26-27). La vida humana es un don de Dios y esta vida comienza en la concepción. Por lo tanto, cada nación, cada institución, cada hombre y mujer deben respetar, proteger y defender la dignidad y la santidad de cada vida humana desde el momento de la concepción hasta su fin natural.

2. El matrimonio sacramental está instituido por Dios como una unión permanente e indisoluble entre un hombre y una mujer; abierta a la vida y al amor. Por lo tanto, otras formas de uniones como las uniones homosexuales y las uniones adúlteras son hostiles a la mente del Creador. Ellos socavan la integridad del ser humano y de la familia y, como tal, nunca deben ser promovidas o apoyadas en nuestra sociedad.
3. La familia es la cuna donde la vida es bienvenida, nutrida y protegida. Por lo tanto, cada familia, con el matrimonio en su esencia, debe crear un entorno propicio en donde el inestimable valor de la vida sea enfatizado y sostenido.

4. La castidad y la fidelidad son virtudes fundamentales que están de hecho en la raíz de todas las culturas de la vida y de la civilización del amor. Por lo tanto, se deben promover en nuestra sociedad como un aspecto central del activismo provida y profamilia.

5. Los profesionales, hombres y mujeres, especialmente en los campos de la medicina, las ciencias, el derecho, la política, la academia y los medios de comunicación, están obligados a utilizar sus experiencias y conocimientos para promover y proteger la santidad de la vida, la dignidad de la sexualidad humana, las bendiciones de la maternidad y la belleza de la convivencia familiar en nuestra sociedad.

Resoluciones

Por la presente, resolvemos:

1. Ayudar a combatir la aparición de la cultura de la muerte en Ghana a través de la enseñanza y la promoción del Evangelio de la vida.

2. Hablar en contra y ayudar a combatir la promoción radical del aborto, el uso de condones y otros métodos anticonceptivos [hecha] por diversos grupos y organizaciones internacionales a través de plataformas internacionales y de ayuda humanitaria.

3. Ayudar a nuestros jóvenes a rechazar la hipersexualización y las campañas moralmente objetables que están siendo ejercidas por algunas organizaciones internacionales en nuestro país para que nuestra juventud, habiendo abrazado el verdadero Evangelio de la vida, sea capaz de tomar decisiones moralmente responsables sobre su sexualidad a la luz del mismo Evangelio de la vida.

4. Resistir a la indiferencia intencional por nuestra identidad y valores culturales, especialmente en temas relacionados con la santidad de la vida y la dignidad de la sexualidad humana.

5. Resistir a los persistentes y perniciosos intentos de imponer el control poblacional en África por los filántropos ricos, las naciones donantes y organizaciones internacionales buscan establecer esta agenda sutilmente bajo la plataforma de los derechos sexuales y reproductivos y los derechos de la salud.

6. Trabajar con el Gobierno, otras Organizaciones Religiosas y grupos de la sociedad civil, así como los medios de comunicación para promover y sostener la importancia de la fe y la familia en el desarrollo humano, la educación pública y en el orden social.

Conclusión

“El nivel de progreso de una civilización se mide precisamente por la capacidad de custodiar la vida, sobre todo en sus fases más frágiles... y así es importante trabajar juntos para defender y promover la vida” (Discurso del Papa Francisco a la Asociación Italiana Ciencia y Vida, 30 de Mayo de 2015).

Fortalecidos por este mensaje, queremos invitar a todos los miembros de nuestra sociedad ghanesa al noble servicio de defender constantemente y valientemente la santidad de la vida humana, el matrimonio y la familia, con la esperanza de que, al hacerlo, nos gustaría ayudar a detener el fenómeno emergente de la cultura de la muerte, incluso como nosotros hemos, a través de esta Conferencia, sembrado las semillas de una auténtica Cultura de la Vida para hoy y para las generaciones venideras.

Dios los bendiga y bendiga nuestra nación Ghana.

FIRMADO

REVERENDÍSIMO ANTHONY ADANUTY
OBISPO DE LA DIÓCESIS DE KETA-KATSI Y
VICEPRESIDENTE DE LA CONFERENCIA DE OBISPOS CATÓLICOS DE GHANA

MONS. OBIANUJU EKEOCHA
DIRECTOR EJECUTIVO DE CULTURA DE LA VIDA AFRICA