Wednesday, July 15, 2015

Otra ‘visita fraterna’ que termina con renuncia del visitado

Informa hoy V.I.S.:

Ciudad del Vaticano, 15 de julio de 2015 (Vis).- El Santo Padre:

-Aceptó la renuncia del obispo Antônio Carlos Altieri S.D.B., al gobierno pastoral de la arquidiócesis de Passo Fundo (Brasil) en conformidad con el canon 401, párrafo 2 del CIC.

[...]

Como podría suponerse el Sr. obispo está enfermo y tuvo que renunciar, caso cerrado.

La verdad es que la “renuncia” siguió a una de esas que ahora llaman ‘visitas fraternas’ y que se llaman en realidad ‘visitas canónicas’, realizada por el Card. Claudio Hummes (más recordado por “no te olvides de los pobres”).

Los medios locales reportan que el clero local se quejó ante el Nuncio después de que el obispo Antônio Carlos Altieri realizara una renovación de su residencia, el seminario, la cancillería y una casa de retiros, que costó unos US$600.000.

Aparte de ello el clero se quejaba del “rubricismo” y el “ritualismo” de Mons. Altieri en las liturgias, además de su excesiva voluntad de aceptar seminaristas rechazados en otras diócesis.

Mons. Altieri escribe una carta para sus antiguos fieles y pide disculpas a quien pueda haber ofendido.

Mons. Paulo De Conto, obispo de Montenegro ejercerá por ahora también el cargo de administrador apostólico de la diócesis de Passo Fundo, según informa hoy la propia diócesis.

¿No hemos dicho en otra ocasión que estas ‘visitas fraternas’ suelen salir mal para el visitado?