Thursday, July 23, 2015

Las flores que ofrece Francisco a la Salus Populi Romani son preparadas por los Franciscanos de la Inmaculada

La revista Il Mio Papa, Jul-22-2015, págs. 14 y 15, trae un artículo que explica de dónde salen las flores que suele ofrecer Francisco a la Salus Populi Romani en sus acostumbradas visitas a la Basílica de Santa María la Mayor antes y después de cada uno de sus viajes. El aparte principal explica:

A veces es el mismo cardenal [Santos Abril y Castellò] el que prepara las flores con las que el Papa rendirá homenaje a la Virgen (antes del viaje, si embargo, a veces se le pide a los frailes franciscanos de la Inmaculada de la Basílica que compongan el ramo de flores con los colores de las banderas de los países que va a visitar). Santa María la Mayor no está ya cerrada durante las visitas de Francisco. El Santo Padre quiere que haya fieles, y más de unos pocos afortunados que visita la basílica ha tenido ocasión de encontrarlo. Por otra parte, la verdadera razón de la visita es la oración y Francisco comunica su devoción a los presentes. Después de haber rezado de rodillas en la capilla, el Papa se sienta y recita el rosario; después, antes de salir, se vuelve siempre a dar una última mirada a la Virgen. Al altar de la Virgen siempre son dejadas también las intenciones de oración y los regalos recibidos por el Papa durante el viaje: de Brasil, por ejemplo, se dejaron una bandera y un balón de fútbol ...