Sunday, July 19, 2015

Homosexual declarado al que se le niega la Comunión se queja y recibe excusa de la diócesis bajo la jurisprudencia ‘quién soy yo para juzgar’

Tim Ardillo, homosexual declarado, casado con un hombre, estaba en el funeral de su madre en la iglesia de Santa Helana en Amite, diócesis de Baton Rouge, Louisiana, Estados Unidos, y se acercó a recibir la Sagrada Comunión, la cual le fue negada por el párroco, P. Mark Beard, según Ardillo porque estaba casado fuera de la Iglesia, o eso fue lo que le entendió al párroco. Ardillo cree que el P. Beard supo de su situación al leer el obituario de su madre, en donde especificaba que estaba casado con un hombre.

The Advocate, señala que:

Ardillo dice que desde entonces recibió una disculpa de la Diócesis de Baton Rouge, la cual directamente supervisa la iglesia de Amite, y una disculpa personal del Arzobispo de New Orleans, Gregory Aymond, aunque la oficina de Aymond declinó comentar sobre el asunto para esta historia.

Más adelante se lee en el mismo artículo.

La portavoz de la Diócesis [de Baton Rouge], ministro eucarística [sic], dijo que la diócesis no condona la negación de la comunión a los católicos sólo porque son gays.

“Es muy sorprendente que se le haya negado la comunión. Eso simplemente no sucede...No negamos la comunión”, dijo. “¿Quiénes somos nosotros para juzgar si ellos creen (en las enseñanzas de la Iglesia sobre la comunión) o no? Eso es entre Usted y Dios”.

Después del incidente Ardillo salió de la iglesia con su esposo, pero una pariente lesbiana lo convenció de que volviera. Ardilllo, que ahora vive en Indiana, fue monaguillo en la misma iglesia cuando niño.