Thursday, July 16, 2015

Cuerpo del P. Pío en el Vaticano para el Miércoles de Ceniza


Se había ya bosquejado la idea, pero ahora es oficial, el Cuerpo del P. Pío será expuesto en el Vaticano para el Miércoles de Ceniza de 2016. Se lee en un anuncio oficial de la Arquidiócesis de Manfredonia–Vieste-San Giovanni Rotondo y los Frailes Menores Capuchinos, provincia religiosa de Sant’Angelo y Padre Pío, puesto en el sitio de internet del Convento-Santuario Padre Pio. Traducción de Secretum Meum Mihi.

EL CUERPO DE SAN PÍO DE PIETRELCINA
En el Vaticano para el Miércoles de ceniza


«El Santo Padre ha expresado el vivo deseo para que los restos de San Pío de Pietrelcina sean expuestos en la Basílica de San Pedro el Miércoles de Ceniza del próximo Año Santo extraordinario, día en el cual Él enviará a todo el mundo los Misioneros de la Misericordia, confiriéndoles su especial mandato de predicar y confesar para que sean signo vivo de cómo el Padre acoge a cuantos están en busca de su perdón».

Es cuanto ha escrito Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, en la carta enviada al Arzobispo de Manfredonia–Vieste-San Giovanni Rotondo, Mons. Michele Castoro, con la que oficializa el «deseo del Papa Francisco», explicando que «también la presencia de los restos de San Pío será una signo precioso para todos los Misioneros y Sacerdotes, los cuales encontrarán fuerza y apoyo para la propia misión en su ejemplo admirable de infatigable confesor, acogiente y paciente, auténtico testimonio de la Misericordia del Padre».

Con la autorización ya concedida del prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el card.Angelo Amato, la “urna con los restos de San Pío de Pietrelcina», permanecerá en la Basílica de San Pietro “del 8 al 14 de febrero de 2016». La providencial iniciativa jubilar tiene, de hecho, permiso para programar el Jubileo de los «Grupos de Oración del Padre Pío» para el sábado 13 de febrero, cuando el Papa Francisco encontrará en Audiencia privada en el Vaticano, los hijos espirituales del santo Capuchino, provenientes de todas partes del mundo.