Thursday, July 23, 2015

Card. Brandmüller: “El Buen Pastor No Puede Temer a los Lobos”


Información de LifeSiteNews, Jul-20-2015, basada en una entrevista concedida por el card. Walter Brandmüller al periódico Rheinische Post, Jul-01-2015, pág. C2 (copia facsimilar en la imágen). Traducción de Secretum Meum Mihi.

Cardenal emérito suena la alarma: Ve en la Iglesia “un perverso deseo de autodestrucción”

20 de Julio de 2015 (LifeSiteNews) -- El cardenal emérito del Vaticano e historiador de la Iglesia, Walter Brandmüller, ha concedido una entrevista en Alemania en la que reprocha la agenda liberal entre los obispos de Alemania. La entrevista, titulada “El Buen Pastor No Puede Temer a los Lobos”, fue publicada el 1 de julio en el periódico regional alemán Rheinische Post.

El cardenal ve en ciertos círculos de la Iglesia un casi “deseo perverso de autodestrucción”, por ejemplo, “al socavar la procreación de la vida en diferentes maneras y al poner en tela de juicio la identidad sexual natural de hombre y mujer”.

El Cardenal Brandmüller describe el peligro de adaptarse a la “corrección política”, admitiendo que violarla implica “arriesgar ser ejecutado por los medios de comunicación”.

Condena la “dinámica de silencio en la que la mayoría” de los obispos ha caído “y así ver silenciosamente la ejecución”. Nadie puede alegar que “tal conducta es digna de un cristiano”, añade, “especialmente cuando se trata de cuestiones fundamentales referentes a la enseñanza de la Fe y la Moral del Evangelio de Cristo”.

“¿Con qué propósito recibimos el Sacramento de la Confirmación?”, pregunta. “¿Y, no prometieron los obispos en su promesa de consagración que proclamarían fielmente el Evangelio de Cristo y preservarían, puro y entero, el Depósito de la Fe de acuerdo a la Tradición como es transmitida por la Iglesia, siempre y en todas partes?”

El cardenal pide una “desecularización” de la Iglesia, significando una forma de pensar que no sigue los principios y cálculos terrenos, sino que “sigue a la Verdad de la Fe”. En lugar de “predicar ‘el cristianismo light’”, dijo, “debemos tener el coraje de exigir un programa que esté en firme contraste con la corriente principal de la sociedad de hoy y vivir plenamente” los mandamientos.

“La Iglesia puede y debe proclamar la Ley Moral Natural que ha sido perfeccionada por los Evangelios y que sea entendible para el hombre de buena voluntad”, dice. “De este modo, la Iglesia no debería permitirse ser desviada por lal [creciente] resistencia contra su mensaje”.