Sunday, June 14, 2015

“Equiparar el matrimonio sacramental con las uniones homosexuales es inaceptable”, Mons. Georg Gänswein


Entrevista a la agencia Adnkronos, Jun-13-2015, Mons. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario particular del Pontífice emérito, Benedicto XVI. En la entrevista también revela que en una rara circunstancia para su autoimpuesto alejamiento del mundo exterior, Benedicto abandonará su residencia a finales de Agosto.

La entrevista completa se puede leer en Ratzinger-Ganswein.

Con respecto al abandono de la clausura de Benedicto:

La sorpresa de Ratzinger se materializará cuando el Papa emérito rompa la clausura al optar por estar presente en la inauguración de la biblioteca dedicada a su vida y su pensamiento. Será a finales de agosto, Benedicto XVI saldrá del monasterio Mater Ecclesiae para participar en la inauguración de la Biblioteca Ratzinger situada dentro del Pontificio Colegio Teutónio en el Vaticano. El propio Ratzinger donó una gran cantidad de volúmenes y copias. “Otros – recuerda el secretario – fueron donados por la Fundación del Vaticano que lleva su nombre, responsable de la financiación de la iniciativa.”

Sobre el venidero Sínodo sobre la familia y las uniones homosexuales.

Afrontando el tema del próximo Sínodo sobre la familia, Monseñor Gänswein expresa una convicción clara: “Creo que si nos centramos en el tema fundamental se conseguirá un gran avance. Lo primero, por lo tanto, se deberá hablar de la familia y de la evangelización como reto actual sin dejarse condicionar por argumentos laterales o secundarios”. El Arzobispo alemán se refiere a la cuestión de la comunión a los divorciados vueltos a casar y las uniones homesexuales. “Espero, y estoy convencido que la sana doctrina y la tradición católica serán las guías seguras para encontrar las justas soluciones respecto a estas cuestiones delicadas. Soy sacerdote desde hace 31 años y conozco a muchas personas en dificulad que no viven en un matrimonio “regular”. Ellos, justamente, esperan la ayuda de la madre Iglesia, una ayuda que se toma en serio su situación “herida” sin cerrar los ojos a los problemas concretos referidos a la vida sacramental. Al mismo tiempo deben ser acompañados con comprensión, sinceridad y magnanimidad”.

De la Irlanda católica, sin embargo, con el referendum popular ha llegado el sí a los matrimonios gay. “La situación en Irlanda -observa mons. Gänswein- era y es difícil, me temo que muchos se dejarán influir por un espíritu hostil a la Iglesia Católica y también por una campaña mediática por parte de los defensores de las uniones gay. Equiparar el matrimonio sacramental con las uniones homosexuales es inaceptable y en contra de la antropología bíblica y cristiana”.

Pueden seguir leyendo la integridad allí.