Thursday, March 12, 2015

Del Sínodo no esperemos sólo un documento, es un viaje...


¡A preparar el equipaje pues!

El coordinador del grupo de 9 cardenales que eligió Francisco para que lo ayuden a reformar la Curia, Card. Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, responde a Marco Ansaldo en La Repubblica, Mar-12-2014, pág. 21.

El Sínodo de octubre parece ser decisivo sobre cuestiones como la comunión para los divorciados vueltos a casar y la apertura a los homosexuales. ¿Pero la intención del Papa es la de tocar incluso cuestiones doctrinales como el celibato de los sacerdotes?

“Pienso que hay un error en los medios de comunicación sobre el proceso de focalización del Sínodo sobre la Familia. No debemos esperar sólo un documento. Es un viaje para encontrar las respuestas pastorales a una situación que ha cambiado mucho. Concentrarse sobre la comunión para los divorciados vueltos a casar, o sobre las uniones entre personas del mismo sexo, es reducir notablemente la perspectiva. Nada que hacer sobre el celibato de los sacerdotes. Se equivocan los que piensan que el Santo Padre desea cambiar el Evangelio. La Iglesia es una institución divina y humana, inmanente y trascendente al mismo tiempo. No se trata de complacer al mundo con lo que el mundo pide, sino de dar cumplir el plan de Dios”.

Ello nos recuerda la historia del hombre aquel que tenía un perro boxer al cual le daba lástima cortarle la cola y para que el animalito no sufriera se la cortaba de a un centímetro diario.

Ya lo ven, el veneno nos lo quieren insuflar dosificadito.