Wednesday, February 25, 2015

Secretaría del Sínodo violó correspondencia de padres sinodales para evitar que leyeran libro que reafirma doctrina sobre la familia

Si Ud. va una buena librería local es probable que encuentre novelas sobre el Vaticano. Esta no es novela, pero podría tener los ingredientes. ¿Se acuerdan del libro que irrita a Francisco?, hablamos de “Permaneciendo en la verdad de Cristo: Matrimonio y comunión en la Iglesia Católica”, libro que cuenta con la colaboración de cinco cardenales.

Pues bien, lean esta historia firmada por Edward Pentin para Newsmax, Feb-25-2015, la cual bien podría estar contando la reinauguración de facto —y sólo para eclesiásticos— del indice de libros prohibidos.

Un departamento del Vaticano supuestamente interceptó más de cien ejemplares de un nuevo libro escrito por cinco cardenales para evitar que fuera leído por la mayoría de los participantes de un sínodo convocado por Francisco en octubre pasado.

“Permaneciendo en la verdad de Cristo”, un libro comercialmente exitoso que reafirma la doctrina católica sobre el matrimonio y la familia, fue enviado por correo a todos los Padres sinodales en el Aula Paulo VI, donde la reunión se estaba realizando.

Fuentes confiables y de alta fidelidad alegan que el jefe de la Secretaría del Sínodo de los obispos, el cardenal Lorenzo Baldisseri, ordenó que fueran interceptados porque “interferirían con el sínodo”.

Una fuente me dijo que Baldisseri estaba “furioso” de que el libro hubiera sido enviado por correo a los participantes y ordenó al personal de la oficina de correos del Vaticano que se asegurara que no alcanzaran el Aula Paulo VI.

Los responsables de enviar los libros meticulosamente trataron de evitar la intercepción, asegurandose de que las copias fueran enviadas a través de los canales apropiados dentro de los sistemas postales de Italia y el Vaticano. La secretaría del sínodo sin embargo afirma que fueron enviados por correo “irregularmente”, sin pasar por la oficina de correos del Vaticano, y por lo tanto tenía derecho a interceptarlos.

Los remitentes del libro refutan enérgicamente esto, diciendo que fueron legítimamente enviados por correo. Algunos ejemplares fueron entregados con éxito.

[...]

Las fuentes dicen que no está claro en qué terminaron las copias interceptadas del libro, pero creen que pueden haber sido destruidas. Preguntado en Diciembre sobre los reclamos, el portavoz del Vaticano, Padre Federico Lombardi, dijo que “no sabía nada” sobre las acusaciones y dijo que las fuentes parecen no ser “serias y objetivas”.

Desde entonces, las acusaciones se han vuelto más ampliamente conocidas y han sido corroboradas en los más altos niveles de la Iglesia.

Pentin en un momento determinado cita fuentes propias, pero Kath.net fue el primer sitio en reportar sobre el tema.


Entradas Relacionadas: Associated Press informa sobre libros extraviados en el pasado Sínodo sobre la familia.