Thursday, February 19, 2015

El asunto de los sacerdotes casados está presente en la agenda de Francisco

Información de agencia AGI, Feb-19-2015. Traducción de Secretum Meum Mihi.

(AGI) - CdV, 19 feb. - El Martes 10 de febrero el Papa Francisco celebró con siete sacerdotes que celebraban el 50° aniversario de sacerdocio, pero en la misa de Santa Marta también estaban presentes cinco sacerdotes que dejaron el ministerio porque se casaron. Lo reveló el mismo Pontífice con ocasión del encuentro de esta mañana con el clero romano. Uno de los sacerdotes presentes, don Giovanni Cereti, hizo una pregunta sobre la cuestión de los sacerdotes casados, recordando el caso de las Iglesias Orientales, donde los hombres casados pueden ser ordenados sacerdotes, y los miles de sacerdotes casados de rito latino que en cambio no pueden celebrar. “El problema —aseguró Bergoglio en su respuesta— está presente en mi agenda”.


Actualización Feb-19-2015, (19:59 UTC): Creímos haber reportado mal en un inicio, al encontrar sobre el mismo asunto un titular contradictorio de agencia Zenit que anunciaba categóricamente un “no a los sacerdotes casados” de Francisco.



Sin embargo, en el cuerpo de la información no encontramos la relacionada negativa. Esto es lo que escribe Zenit.

Al momento de las preguntas ‘libres’, intervino Don Giovanni Cereti, teólogo en diversas Universidades Pontificias, así como autor, el año pasado, del volumen “Divorcio, nuevas nupcias y penitencia en la Iglesia primitiva”, en el que afirmaba que en el primer milenio los adúlteros eran readmitidos en la comunidad después de un período de penitencia y que podían acceder a la comunión, aún permaneciendo en el nuevo matrimonio.

Hoy Cereti (sacerdote dispensado después de casarse), ha preguntado al Papa si en el futuro podría haber la posibilidad de lossacerdote casados, después de haber obtenido una dispensa pudieran ser readmitidos para celebrar la misa. “Es un problema de no simple solución” que sin embargo la Iglesia y él mismo tienen en el corazón, admitió Bergoglio.

La cuestión está también en la atención de la Congregación para el Clero, que ha concedido esta práctica sólo en casos rarísimos de ex sacerdotes muy ancianos que habían solicitado celebrar la Eucaristía, en forma privada, antes de morir. El problema en sí, sin embargo, ha reiterado perentoriamente el Papa, “no sé si pueda ser resuelto”.

Así es que, ¿de donde sacó Zenit el titular?